Un operador admite que ralentiza las conexiones de los jugadores del World of Warcraft

Los juegos de rol online parecen ser el nuevo objetivo de los operadores de banda ancha. Al menos en Canadá parece que los aficionados a este género, y más concretamente al exitoso World of Warcraft, tendrán complicado jugar sin problemas de conexión, dado que un operador ha admitido que reduce la velocidad de éstos cuando utilizan este juego.

De la mano de Arstechnica conocemos la polémica medida que ha adoptado el operador canadiense Rogers. El pasado mes de febrero, una ciudadana que tenía contratada su conexión a Internet con la citada compañía acudió al organismo regulador de las telecomunicaciones canadiense alegando que sufría problemas de ralentización en su conexión al conectarse al juego online World of Warcraft. La respuesta del operador ha sido admitir que así procedió.

La excusa que argumentó Rogers es que "existe un problema de incompatibilidad entre nuestros equipos de gestión del tráfico y el juego World of Warcraft". "Hemos estado en contacto con el desarrollador del juego y estamos trabajando para resolver este problema", señaló el operador, quien espera conseguir una actualización de sus equipos que solvente esta situación en el próximo mes de junio.

A pesar de que la demandante afirma que no utiliza ningún tipo de programa para conectarse a redes P2P, desde Rogers se insiste en que esta situación sólo sucede cuando sus usuarios están empleando aplicaciones P2P a la vez que están jugando. Esta última excusa suena incluso a falacia, ya que en la mayoría de las ocasiones, cuando se trata de jugar online los usuarios optan por no emplear programas que consuman ancho de banda para permitir una mayor fluidez al juego y no sufrir ralentizaciones.

Las prácticas de throttling (ralentización de las conexiones) son trístemente habituales por parte de algunos operadores cuando los usuarios acceden a determinados tipos de servicios en Internet. Ahora el uso de juegos online pasa a unirse a otros servicios que no parecen gustar a los operadores, como la conexión a redes P2P como BitTorrent o las descargas directas en servidores como Megaupload o Rapidshare.

Deseamos que el estas polémicas prácticas no crucen el charco y que los jugadores puedan disfrutar sin problemas por un servicio por el que pagan religiosamente todos los meses. Utilizar juegos en red no va contra la legalidad y, sin embargo, sí van en su contra este tipo de medidas abusivas por parte de los operadores.

Enlaces relacionados:

Visita GamerZona.com, nuestro portal especializado en videojuegos

Consejos para sacar el máximo partido a tu conexión ADSL a la hora de jugar online

Canadá elimina la tarifa plana ADSL. ¿Otros países seguirán el mismo camino?

EEUU amplía la caza en la Red. El streaming será delito

Las operadoras británicas estudian acabar con la neutralidad de la red