Movistar lanzará fibra en Chile con el triple de velocidad de subida que en España

Movistar continúa con su despliegue de fibra óptica en Chile. A sus ofertas ya existentes acaba de añadir una que permitirá conexiones a Internet a 40 Mbps de velocidad de bajada con 15 Mbps de subida. Esta última supone el triple que la que oferta en España con sus 50 megas, que se queda en unos escasos 5 Mbps.

La filial chilena de Movistar ha anunciado una nueva conexión de alta velocidad en territorio chileno para su red de fibra óptica. La compañía ha puesto a disposición de los usuarios con cobertura su conexión de 40 Mbps / 15 Mbps. Si bien en comparación con su oferta de fibra española otorga menor velocidad de bajada, llama poderosamente la atención que la subida ascienda hasta los 15 megas, ya que supone el triple que los 5 Mbps de la oferta en España de 50 megas e incluso más que la de 100 Mbps, que tiene 10 megas de subida.

Por el momento, según ha informado FayerWayer, en lo que respecta a esta primera fase del despliegue de la red de última generación, esta oferta de 40 megas es la de mayor velocidad, aunque los usuarios también pueden acceder a otras de menor velocidad pero con mejor velocidad de subida que en nuestro país. Así, encontramos una conexión de 8, 10 y 15 megas simétricos (misma velocidad de subida que de bajada), así como otras de 20 y 30 (aparte de los citados 40 Mbps) con dichos 15 Mbps de subida.

Ya sucedió en Brasil

Las mismas diferencias de bajada-subida ofrecidas en las conexiones del operador se pudieron comprobar en Brasil, donde hace un año Movistar lanzó las primeras ofertas de fibra y sorprendemente ofrecía cinco veces más velocidad de subida que la única opción por entonces en nuestro país. Mientras en España se podía navegar a 30 Mbps / 1 Mbps, en Brasil existía la posibilidad de navegar a 30 Mbps / 5 Mbps.

Por otro lado, y volviendo al caso chileno, desde la propia web de la compañía se informa de que no existe ningún tipo de restricción para que los usuarios utilicen redes P2P, lo que no concuerda con la política del operador en otros territorios como Reino Unido, donde opera con su filial O2 y anunció que restringiría este tipo de tráfico para evitar la supuesta saturación de las redes.