Telefónica usará fibra de plástico para evitar la pérdida de velocidad en el hogar

Con el fin de evitar la pérdida de la velocidad de conexión dentro del hogar, Telefónica continúa buscando soluciones que siguen apuntando a la fibra de plástico como tecnología elegida. Según los ensayos de la compañía, vendría a sustituir a la fibra de cobre que se utiliza hoy siendo accesible económicamente hablando para los operadores.

Como ya os informamos unos meses atrás, Telefónica está convencida de usar la fibra de plástico como alternativa al cobre en el último tramo de las conexiones. Esta tecnología sería utilizada para complementar el despliegue de fibra óptica que el operador sigue anunciando, y permitirá, aparte de abaratar costes, conseguir que no se pierda velocidad de conexión dentro del hogar.

El responsable del proyecto en Telefónica, Eduardo Ortega, ha señalado que las ventajas de esta tecnología son múltiples, en declaraciones recogidas por CincoDías.com. Más allá de la velocidad de transmisión que es capaz de ofrecer y de que, al ser un cable dedicado, su uso no está limitado por terceros, está su sencillez de instalación. "A diferencia de las fibras de vidrio que precisan conectores que exceden los 30 euros, ésta no los necesita; simplemente se corta y se enchufa, lo que abarata su uso", apunta.

"La fibra óptica de vidrio es demasiado cara para uso doméstico y poco manejable", por lo que suele estar instalada desde la central hasta la puerta. Dentro del hogar, "o hay cable de cobre o WiFi", pero "las redes tipo WiFi que se emplean hoy funcionan sobre un espectro de frecuencia cada vez más saturado e interferido, por lo que el ancho de banda disponible y la calidad de servicio obtenido se ven notablemente disminuidos", apunta Ortego.

El experto cree que el futuro de la banda ancha pasa por el despliegue de redes fijas, y no por las nueva generación en banda ancha móvil, ya que "hoy no hay ninguna capaz de proveer 1 Gbps con cobertura suficiente para cubrir un hogar", a diferencia de la FTTH (redes de fibra óptica hasta el hogar).

Así pues, parece que esta "tecnología muy desconocida" se plantea como alternativa seria dentro de los hogares. Sin embargo, el lento despliegue de las redes de última generación en nuestro país hará que tardemos muchos años en comprobar sus bondades.