¿Acabará el streaming con la venta de CD y DVD?

¿Acabará el streaming con la venta de CD y DVD?

Redacción

La venta de contenidos audiovisuales en formato físico, ya sea CD o DVD ha entrado en un fuerte declive en los últimos tiempos. El desarrollo a pasos agigantados de Internet y los altos precios fijados desde la industria cultural habían influido de forma manifiesta en esta decadencia, pero si alguna tecnología parece que dará el golpe definitivo a estos soportes ésa será el streaming.

La distribución y emisión de vídeo y música por Internet de forma instantánea parece que será la encargada de dar el empujón definitivo a soportes ya clásicos como el CD o el DVD. Los últimos datos, de los que se hace eco Portaltic.es, muestran la caída de esta industria en términos económicos y cómo pierden cantidades multimillonarias y no precisamente por la llamada piratería, sino por un cambio en la tendencia de los usuarios propiciado por las mejoras tecnológicas.

Según el último estudio de la compañía In-Star, los soportes como el DVD y el Blu-ray perderán cerca de 4.600 millones de dólares (algo más de 3.400 millones de euros) sólo durante el periodo comprendido entre 2009 y 2010. No obstante, también se apunta a que el streaming de contenidos audiovisuales ha sufrido un impulso muy importante, pasando de general 2.300 millones de dólares hasta alcanzar los 6.300 millones de dólares (más de 4.600 millones de euros) en el mismo periodo.

Las principales características de los servicios streaming no han pasado desapercibidas para los usuarios, que se decantan cada vez más frecuentemente por estas opciones por "la conveniencia y utilidad de las ofertas en línea, demasiado convincentes", señala un analista del estudio. Esta tendencia no sólo afecta a estos soportes, ya que incluso la televisión sufrirá un cambio radical en los próximos años por los mismos motivos.

La televisión se apoyará en Internet para multiplicar sus ingresos

El informe señala que el consumo de contenidos televisivos de forma online hará que los ingresos de las compañías se tripliquen de aquí a 2014. Buena prueba de ello es la apuesta por la convergencia entre la televisión y la Red que ya han hecho algunas importantes como Apple o Google con sus servicios Apple TV o Google TV. Los ingresos por suscripciones a servicios de vídeo bajo demanda podrían alcanzar los 2.600 millones de euros en apenas tres años.

Parece que más pronto que tarde el uso de soportes como el CD o DVD será cosa del pasado, más ligado a la nostalgia que a la utilidad de tal formato. Quizá no quepa preguntarse si será el streaming el verdadero culpable de la futura extinción de estos soportes, sino cuándo se firmará el certificado de defunción de los mismos.