Consejos para proteger tus datos y archivos en caso de robo o pérdida de tu ordenador

Hacer copias de seguridad de los contenidos importantes almacenados en un ordenador y colocarle a éste una contraseña segura para controlar el acceso son sólo algunos de los consejos básicos para la protección de nuestros equipos. A continuación te detallamos una serie de guías que te permitirán blindar al máximo los contenidos de tu ordenador en caso de robo o extravío.

La capacidad de los ordenadores ha ido en aumento con el paso de los años, siendo hoy en día dispositivos capaces de albergar ingentes cantidades de datos sin necesidad de recurrir a dispositivos externos. Es por ello que muchos usuarios no se preocupan en realizar copias de seguridad de sus archivos. También es frecuente que se opte por no proteger el sistema con contraseña dado que en muchas ocasiones no se mueve del hogar. Sin embargo, recomendamos seguir una serie de pautas de protección, dado que no es seguro que nuestro equipo jamás sea robado o podamos perderlo y con ello permitir el acceso a los contenidos almacenados por parte de terceros o ladrones.

Por este motivo, en la Red podemos encontrar diversos consejos a seguir para entorpecer el acceso a usuarios ajenos, bloquear el uso del ordenador o incluso llegar a rastrear el dispositivo. Alt1040 o Neumattic nos exponen algunas pautas a seguir de fácil implementación y que reforzarán la seguridad de nuestros equipos.

En primer lugar es conveniente poner una contraseña de inicio. Aunque sólo sea un único usuario el que acceda al ordenador es recomendable para evitar el acceso de terceros sin permiso. Se recomienda además que sea una contraseña más allá de una palabra sencilla o fecha señalada, reforzándola con símbolos o números. También es aconsejable mantener los datos personales fuera del escritorio o las carpetas típicas, para que sea más complicado acceder a ellos.

Realizar copias de seguridad

Asimismo, conviene realizar copias de seguridad de los contenidos más preciados de nuestro ordenador como podrían ser fotos, etc. Para ello se pueden usar unidades de disco duro externas (huyendo de las de baja calidad) o incluso almacenando los contenidos en la nube a través de aplicaciones como Dropbox.

Por otro lado, también se puede optar por herramientas que permitan localizar y seguir el uso de un determinado equipo (ideal en el caso de los portátiles). Entre estas utilidades destaca Prey, programa gratuito de sencillo manejo y compatible con Windows y Mac. La aplicación se ejecuta en segundo plano hasta que se ejecuta de activa remota para localizar el ordenador. El programa realiza un envío detallado de los programas activos, la IP desde la que está conectado e incluso activar la cámara para fotografiar al "nuevo dueño" del dispositivo para poder denunciarle. También incluye la opción de borrar la información almacenada.

Pueden parecer consejos obvios para los usuarios avanzados, pero nunca está de más reforzar la protección de nuestros ordenadores. La desgracia por la pérdida o robo de un equipo puede ser un poco menos dolorosa si se siguen estos sencillos y recomendables pasos.

Enlaces relacionados:

Visita el Area de Seguridad de SoftZone.es

La Guardia Civil alerta sobre los peligros de robarle el WiFi al vecino

Diez signos que indican que tu ordenador está infectado por un virus