Suecia ya ofrece banda ancha móvil 4G de hasta 100 megas

Suecia ya ofrece banda ancha móvil 4G de hasta 100 megas

Javier Sanz

Después de meses de probaturas, el operador escandinavo TeliaSonera ha lanzado el servicio comercial de banda ancha móvil con tecnología Long Term Evolution (LTE). De momento sólo abarca la ciudad sueca de Goteborg pero su expansión a otras ciudades no tardará en llegar. La velocidad que se puede alcanzar es de hasta 100 megas.

El Long Term Evolution por fin es una realidad. Tras las pruebas previas realizadas, los usuarios que residan en Goteborg ya pueden acceder a estas conexiones que llevan la alta velocidad a los dispositivos móviles. En los test que hizo la compañía junto a Nokia Siemens Networks, responsables del desarrollo de la red, las tasas medias de transferencia se situaron entre los 85 y los 90 Mbps con picos de hasta 100 Mbps. La velocidad de subida podría alcanzar los 50 Mbps.

Desde la compañía no han tardado en mostrarse orgullosos de sus progresos. El vicepresidente senior y responsable de Mobility Services de TeliaSonera en Suecia, Erik Hallbert, señaló que la presentación mundial de servicios 4G es un "potente testimonio" del compromiso del operador para proporcionar las "más altas tasas" de velocidad de datos a nuestros clientes. "Nos encanta disfrutar del honor de ser el único operador en el mundo en ofrecer servicios comerciales de 4G", afirmó el directivo.

Con la llegada del LTE se abre el acceso desde los dispositivos móviles, en pleno auge gracias a los smartphones, a servicios multimedia como el visionado en streaming y las descargas de archivos a una velocidad que ni siquiera se alcanza en el hogar en nuestro país.

Precisamente TeliaSonera, a través de su filial en España, Yoigo, aseguró que estudia la posibilidad de desplegar esta tecnología en nuestro país si consigue hacerse con las nuevas frecuencias en el próximo reparto de licencias que hará el Gobierno. Hasta el momento, Telefónica ha sido el único operador que anunciase el desarrollo de una red similar en España, pero desde las primeras pruebas nada más se ha sabido.