El Partido Pirata sueco planea ofrecer banda ancha para conectar anónimamente

La llegada de la Ley Ipred a Suecia para controlar las descargas sigue generando polémica tras un año en vigor. Con un concepto de privacidad cada vez más volátil, la solución presentada por el Partido Pirata de Suecia podría servir al usuario para no ser rastreado por su operador. Esta simplemente pasa por la creación de un operador independiente: Pirate ISP.

En menos de un mes, los usuarios de Suecia podrán contratar sus servicios de banda ancha con Pirate ISP. Este proveedor de Internet de peculiar nombre es la propuesta del Piratpartiet, Partido Pirata sueco, organización política que lucha por los derechos de los internautas y que cada vez está ganando más fuerza en el país escandinavo.

Pirate ISP ofrecerá banda ancha con un acceso totalmente anónimo para garantizar la privacidad de los usuarios por parte del Gobierno. Además, y a diferencia del reciente pacto entre Google y el operador estadounidense Verizon, se trata de una opción que busca proteger el principio de neutralidad de la Red.

La injerencia de las instituciones y de la propia industria cultural es vista por gran parte de la comunidad internauta como algo que podría llegar a acabar con el concepto abierto de la Red. En el propio país sueco, los operadores están obligados a revelar los datos de los usuarios si se "descubre" que están realizando prácticas que atenten contra la propiedad intelecutal como podría ser el intercambio de archivos protegidos con derechos de autor a través de P2P.

Pero para que exista tal "descubrimiento" no existe otra opción sino el rastreo de las conexiones de los usuarios. Es aquí donde Pirate ISP promueve algo totalmente distinto. "No cederemos ante las autoridades ni nacionales ni internacionales porque no estamos de acuerdo con las leyes que están creando", declara uno de los miembros del partido, Gustav Nipe.

La fase beta de este innovador ISP ya ha comenzado en la ciudad de Lund, en el Sur del país nórdico. Poco a poco se irá expandiendo por el país y habrá que ver cuál es su cobertura final. Igualmente, el Partido Pirata habrá de lidiar con otros usuarios o delincuentes que podrían ampararse en su anonimato para realizar otras prácticas maliciosas en Internet.