La CMT asegura que las zonas competitivas en banda ancha han aumentado

Aunque un porcentaje de población sólo puede contratar ADSL con Movistar u ofertas revendidas con el resto de operadores, las zonas competitivas han aumentado según apunta la Comisión de Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) hasta alcanzar el 41,4 por ciento de las líneas en un informe que acaba de publicar.

Para la CMT, zona competitiva es aquella en la que los usuarios pueden escoger entre las ofertas de al menos 3 operadores que están empleando su propia red, es decir, o bien operadores de cable, o bien operadores de ADSL con acceso directo. Además, su correspondiente central telefónica ha de tener un tamaño mínimo de 10.000 pares de cobre. Con esta definición, la zona con mayor nivel de competencia en banda ancha en España se ha ampliado un 4 por ciento hasta alcanzar el 41,4 por ciento del total de las líneas, según los datos del segundo trimestre de 2009.

Esto no significa que en las zonas menos competitivas los usuarios sólo puedan contratar ADSL con Movistar. El resto de operadores también están presentes, pero mediante acceso indirecto y con precios entre un 10 por ciento y un 57 por ciento más caros que los de sus ofertas en zonas competitivas.

Desde diciembre de 2007, la zona competitiva se ha ampliado con 46 nuevas centrales telefónicas, un 17 por ciento más. En este área, la cuota de mercado de Movistar se reduce hasta casi el 38 por ciento, 18 puntos por debajo de su media nacional. En la zona competitiva, los operadores de cable tienen una cuota del 33 por ciento y los operadores alternativos que utilizan la red de Movistar, del 29 por ciento.

Según se puede apreciar en el informe de la CMT, es aquí donde los esfuerzos comerciales de los operadores alternativos se han centrado, lo que ha llevado a "importantes tasas de captación de nuevos clientes.. Los operadores de cable captaron el 88 por ciento de sus nuevas altas en la zona competitiva y los alternativos, el 91 por ciento. Sin embargo, esta presión comercial no se ha traducido en una rebaja de precios de las distintas modalidades de banda ancha de Movistar, pero sí en un incremento de las promociones temporales o geográficas, con descuentos de hasta el 20 por ciento en el segundo semestre de 2009.

Por otro lado, la zona menos competitiva supone el 58,6 por ciento de las líneas de banda ancha. En esta zona, la cuota de mercado de Movistar se ha incrementado en casi dos puntos hasta el 69,3 por ciento. Los precios de los operadores alternativos en las zonas menos competitivas son entre un 10 por ciento y un 57 por ciento más caros que los que ofrecen en las zonas con acceso directo, aunque siguen siendo tarifas inferiores a las de Movistar.

Las cuotas de mercado resultan ser "relativamente uniformes en todo el territorio" en lo que respecta a la situación competitiva de la banda ancha móvil en nuestro país. Su penetración es mayor en las zonas más pobladas, al igual que sucede con la banda ancha fija, lo que “parecería indicar un uso complementario de ambas tecnologías”, no sustitutivo.