Probamos el Nokia N900, el primer móvil basado en Linux del fabricante finlandés

Acabamos de probar uno de los teléfonos más esperados del año, el Nokia N900. Funciona con Maemo, una plataforma basada en Linux que marca la diferencia ya que es uno de los teléfonos más rápidos del mercado.

Nokia N900 es un terminal con pantalla táctil que funciona con Maemo, un sistema operativo dinámico que se maneja con los dedos sobre la pantalla y que pretende ser una opción más a los móviles táctiles de Nokia más famosos, como la gama XpressMusic y los N97 y N97 Mini.

Hemos sido los primeros en realizar un reportajer a fondo y la primera toma de contacto ha sido francamente positiva. No es un terminal de diseño pero la potencia que tiene hace las delicias de los amantes de la telefonía móvil. Además, casualidad o no, el primer móvil con Linux de Nokia ofrece un rendimiento espectacular que nada tiene que ver con los Symbian.

Características:

El N900 tiene una pantalla táctil de 3,5 pulgadas, además lleva una cámara de 5 megapíxeles con óptica Carl Zeiss, dispone de una alta calidad de grabación de vídeo. Como datos importantes su enorme memoria de 32 GB, su potente procesador de 600 MHz, su teclado Qwerty y su gran batería de 1320 mAh. Por supuesto incorpora WiFi y conectividad con las redes de tercera generación HSPA y HSUPA.

Ver análisis a fondo del Nokia N900

Ver ficha técnica con todas las características