Enviar un SMS le cuesta al operador 0,0020 euros. El cliente paga 70 veces más

Un operador de telefonía móvil paga 0,0020 euros por cada SMS enviado. El usuario final tiene que abonar hasta 70 veces más. De hecho, el coste de un SMS es el mismo que el de una llamada perdida.

Según publica elEconomista, el recorrido por los circuitos de señalización de un SMS y una llamada perdida es el mismo, siempre que se trate de comunicaciones entre usuarios del mismo operador. Por tanto, igual que las llamadas pérdidas son gratuitas el envío de mensajes de texto también podría serlo.

Según fuentes del sector, "es difícil calcularlo, pero una vez descontado el gasto de marketing, el impacto contable de un mensaje corto gestionado dentro de la misma red viene a ser entre 60 y 75 veces menos de lo que el operador cobra por el mismo". Por ello, los operadores pueden permitirse regalar paquetes de miles de mensajes a los nuevos clientes.

Los operadores tienen un margen del 7000%

El envío de mensajes cortos es un negocio redondo para los operadores. Según las mismas fuentes, "todo en los SMS es margen de beneficio, quizá superior al 7.000%, por lo que todos los ingresos obtenidos por los mensajes van directamente a la cuenta de resultados". De hecho, los ingresos por SMS obtenidos en 2008 en España superaron los 1.744 millones, lo que representa el 12% de la facturación de los operadores de móvil.

Más información en el blog de Antonio Lorenzo