¿Se han estancado las ventas de tabletas?

¿Se han estancado las ventas de tabletas?

Lucas Cruz

Los últimos datos sobre las ventas de tabletas en 2013 muestran que las ventas de estos dispositivos han vuelto a crecer respecto a 2012, sin embargo, este crecimiento se ha ralentizado considerablemente, lo que nos lleva a pensar que el punto de máximo crecimiento ya ha pasado y por tanto, empieza a haber síntomas de estancamiento.

Es cierto, que el sector de las tabletas está todavía en un punto álgido, principalmente países como España tienen aún mucho camino por recorrer y las ventas aumentan cada año. En general, en todo el mundo las ventas de tabletas también han sufrido este 2013 un crecimiento destacable, pero no a la altura de años anteriores.

El punto de máximo crecimiento ha pasado

Un nuevo informe de IDC muestra cómo las ventas de tabletas se han ralentizado el último año pasando. Un 50% de crecimiento en 2012 indicaría todo lo contrario, pero el último trimestre dejó cifras esclarecedoras. Respecto al mismo periodo del pasado año, este incremento en las ventas sólo ha supuesto un 28% más, es decir, siguen siendo cifras importantes, pero no alcanzan los niveles registrados de hace unos años, en lo que podemos considerar en comparación, un descenso bastante pronunciado. En 2012 este dato era del 87,1%.

El mercado está saturado

Cuando decimos que estas ventas se han estancado, no nos referimos a que hayan dejado de crecer, ni mucho menos, sino que han disminuido el crecimiento, y por tanto son síntomas que predicen un futuro parón. Es un análisis totalmente lógico ya que en ciertas partes del globo el mercado está totalmente saturado. La gama existente de tabletas han logrado que cada usuario pueda encontrar su dispositivo ideal que se ajuste a sus necesidades y precio. Y sólo de las renovaciones no puede crecer a la misma velocidad.

Países como España y mercados emergentes, la causa

Lo cierto es que a países como España, por razones económicas o de otra índole, la tecnología suele tardar por lo general un poquito más en generalizarse que en otros lugares como Estados Unidos o centro de Europa. En estos mercados en crisis, unidos a los mercados emergentes, el margen de mejora es algo mayor y son los que todavía mantienen la gráfica en tendencia ascendente. 

Así lo demuestran las cifras de IDC que os anunciábamos hace unos días, 3,8 millones de tabletas se vendieron el año pasado en España, superando ampliamente a los ordenadores portátiles y de sobremesa. Si es cierto que en el momento que estos mercados se saturen, que previsiblemente ocurrirá a corto plazo, las ventas de tabletas acabarán por estancarse y será el momento de ver cómo responden los fabricantes.