Microsoft revelará Windows 9 en su conferencia de desarrolladores de abril

Parece que los datos surgidos sobre Threshold, la gran actualización conjunta de todos los sistemas de Microsoft no iban mal encaminadas y según un nuevo escrito, la conferencia para desarrolladores Build 2014 podría ser el evento elegido para revelar las primeras informaciones oficiales.

Llevamos algún tiempo hablando sobre el proyecto Threshold, una oleada de actualizaciones que abarcará a las tres grandes plataformas de software de Microsoft y que tendrá como objetivo inmediato lograr un acercamiento entre ellos, en busca de compartir elementos comunes entre los tres. Uno de los puntos principales de desarrollo sería el de conseguir un núcleo común para dispositivos táctiles, de voz y dispositivos de teclado y ratón. Paso previo para un previsible sistema operativo unificado que llegaría más tarde.

Algunos días atrás ya os contábamos que una nueva versión preliminar a Threshold podría liberarse en la mencionada cita para desarrolladores, Windows 8.1 Update 1 al mismo tiempo que Windows Phone “Blue”. Entre las novedades podría encontrarse la recuperación del menú de inicio, aunque diferente al que conocíamos de versiones antiguas. Y parece que no se queda ahí, serán días de grandes anuncios.

Según el portal de Paul Thurrott, Microsoft tendría entre sus metas, la de liberar Threshold para la primavera de 2015, y el evento de San Francisco de este año será el punto de inflexión a partir del cual, centrarán todos sus esfuerzos. Será allí, durante los días 2, 3 y 4 dónde podríamos conocer los primeros detalles oficiales del proyecto que tienen entre manos. Microsoft hará públicos algunos de sus planes de futuro, entre los que podrían incluirse un primer vistazo de Windows 9.

El informe desvelado por Thurrott apunta que según sus fuentes, se bautizará como Windows 9 para diferenciarlo de la actual versión. Un sistema operativo totalmente renovado, o al menos, ese es el mensaje que quieren transmitir, que podría ejecutar aplicaciones con un nuevo estilo Metro 2.0 conjuntamente con los programas de escritorio.

¿Por qué ahora?

Desde Redmond esperan que estos años acaben suponiendo un paso atrás para coger impulso, un pequeño bache como ya lo fue Windows Vista. La idea es presentar el sistema en sociedad, anunciando grandes cambios, de manera que se empiece a hablar más de lo bueno que será el futuro Windows 9 que del (para muchos) fiasco de Windows 8. Además, podrán evaluar las reacciones positivas o no de la gente ante lo que muestren, para modificar el rumbo de ciertos elementos.