Gigantes como Google, Facebook y Microsoft se unen para que se abarate el acceso a Internet

Pocas veces veremos a rivales tecnológicos como Google, Microsoft o Facebook unidos por una misma causa. Sin embargo, en estos momentos lo están al formar parte de una alianza de grandes compañías cuyo objetivo es hacer más asequible el acceso a Internet en todo el mundo.

Alliance for Affordable Internet (Alianza por un Internet Asequible, en sus siglas en inglés A4AI). Con este nombre han denomindo algunos de los más importantes gigantes tecnológicos el grupo de reciente creación que pretende ayudar a la Comisión de Banda Ancha de las Naciones Unidas a la masificación del acceso a Internet en todo el mundo. Al margen de algunas agencias gubernamentales y otras organizaciones, encontramos en este conglomerado de empresas a Google como uno de los principales inversores en el proyecto así como a otras marcas no menos conocidas como Microsoft, Facebook, Yahoo e Intel.

Su objetivo a largo plazo, como su propio nombre indica, es que Internet sea un medio asequible para todos los ciudadanos y en su estrategia vemos varias metas prioritarias. Una de las más ambiciosas pasaría por hacer que en todos los países desarrollados el acceso a la banda ancha no suponga más de un 5% de los ingresos mensuales que reciben sus ciudadanos.

Según detallan en su estrategia el cambio en la regulación de las telecomunicaciones sería fundamental. En su opinión en la actualidad muchos países apuestan por políticas que consideran «regresivas» e impiden el desarrollo de las tecnologías. «La experiencia demuestra que los cambios en la política pueden conllevar resultados impresionantes muy rápido. Por ello, a través de la investigación y el intercambio de conocimientos, la A4AI impulsará el cambio de política, tratando de crear las condiciones para que se den mercados de banda ancha abiertos, competitivos e innovadores«, avanzan.

Dado que cambio en las políticas gubernamentales no es tarea sencilla la Alianza ha intentado aunar a grandes empresas de todos los ámbitos implicados en el desarrollo de Internet así como a agencias gubernamentales para impulsar Internet en todo el mundo. Por ahora trabajarán con entre dos y tres gobiernos cada año y en los próximos años serán entre 10 y 12.

Consciente de que «no existe una solución única que pueda permitir el acceso a 5.000 millones de personas», la Alianza buscará impulsar todo tipo de iniciativas que tengan que ver con una mejora en el acceso a la Red. Para ello promocionarán las mejores regulaciones y apoyarán investigaciones que ayuden al desarrollo de Internet en las zonas más aisladas. En definitiva, una iniciativa ambiciosa cuyos resultados veremos a largo plazo.