Cómo compartir WiFi desde cualquier PC conectado a Internet

Cómo compartir WiFi desde cualquier PC conectado a Internet

Carlos González

Lo habitual es que todos los dispositivos que vayan a conectar por WiFi lo hagan directamente al router. Pero podemos ampliar la señal WiFi de casa con equipamiento de red adicional como PLCs, WiFi Mesh y otros. Y sin tener que comprar absolutamente nada, también podemos aprovechar cualquier PC conectado sin cables para compartir WiFi a través de él. Fácilmente, un PC con Windows 10 –y versiones anteriores- se puede configurar como punto de acceso adicional.

Convertir tu ordenador en un punto de acceso WiFi es sencillo, no tiene coste y además se puede hacer de manera nativa. Es decir, que si tu PC cuenta con Windows 8 o Windows 10, no vas a necesitar aplicaciones adicionales de terceros, sino que es una función que el dispositivo puede llevar a cabo sin tener que instalar absolutamente nada. Únicamente hay que configurarlo de forma correcta y, evidentemente, hay que cumplir dos requisitos:

El primero de ellos es que el ordenador cuente con conexión a Internet. Y el segundo es que, para ceder esta conexión, contemos con una tarjeta de red WiFi. No importa que estemos conectando a Internet por cable –que además beneficiaría a la velocidad de conexión-, pero es fundamental que tengamos una tarjeta WiFi para poder emitir señal a otros dispositivos utilizando las funciones de ‘compartir WiFi’ en ordenadores con sistema operativo Windows 10.

Crear y configurar el punto de acceso ad-hoc

Tanto en Windows 8 como en Windows 10, la forma de convertir el ordenador en un punto de acceso WiFi es idéntica. Vamos a tener que llevar a cabo el procedimiento desde Símbolo del Sistema, la consola de comandos del sistema. En el menú de Inicio podemos buscar ‘Símbolo del sistema’, y tendremos que hacer clic derecho para ‘Ejecutar como administrador’. Una vez se abra, ya podremos introducir el primer comando:

  • netsh wlan show drivers

De este modo se mostrarán en listado todas las tarjetas de red WiFi que estén disponibles. El punto clave, en este paso, es que nuestra tarjeta de red se muestre con el valor ‘sí’ para la entrada ‘Red hospedada permitida’, que es lo que nos indica que podemos compartir WiFi a través de nuestro ordenador. Si este valor es positivo, entonces podemos seguir con el siguiente comando, que será:

  • netsh wlan set hostednetwork mode=allow ssid=[Nombre de la red] key=[Contraseña]

En el espacio ‘Nombre de la red’ podremos determinar nosotros cualquier nombre –el SSID- para el punto de acceso que estamos creando; y como es evidente, en el campo de ‘Contraseña’ definiremos la clave que habrá que introducir más adelante para poder acceder a esta red WiFi creada como punto de acceso a partir del router, y desde nuestro ordenador. Estos dos valores deberíamos recordarlos, aunque el SSID aparecerá cuando busquemos puntos de acceso WiFi desde otro dispositivo a la hora de conectar. El siguiente paso es tan sencillo como habilitar el nuevo punto de acceso recién creado:

  • netsh wlan start hostednetwork

En cualquier momento podremos hacer que la nueva red WiFi deje de funcionar introduciendo el comando anterior, pero sustituyendo ‘start’ por ‘stop’ dentro de la consola de comandos de Windows 10. Por otro lado, debemos tener en cuenta que el ordenador tendrá que contar con conexión a Internet para que funcione la conexión y que, como es evidente, tendrá que estar encendido para que este punto de acceso no deje de funcionar con normalidad.

Conexión puente entre la tarjeta WiFi y de red

Si tenemos el ordenador conectado por Ethernet, pero vamos a compartir WiFi desde el ordenador, la configuración es algo distinta. Lo anterior nos servirá, de forma independiente y aislada, si vamos a conectar por WiFi y ‘compartir’ también por WiFi. Pero si conectamos por Ethernet y compartimos por WiFi, entonces tendremos que crear antes un ‘puente’ entre la tarjeta de red y la inalámbrica, y ya podremos seguir con el proceso comentado anteriormente. Para ello, lo primero que haremos es acceder al Centro de redes y recursos compartidos de nuestro ordenador.

Dentro de la pantalla principal de las conexiones de red, en la zona lateral derecha, seleccionaremos ‘cambiar configuración del adaptador’, buscaremos Ethernet y la tarjeta inalámbrica y habrá que seleccionar ambas para hacer clic derecho y elegir la opción Conexiones de puente. La configuración puede tardar algunos segundos, pero se llevará a cabo de forma automática y, como comentábamos, ya podremos llevar a cabo el proceso del punto anterior para que la tarjeta inalámbrica cree un punto de acceso adicional para compartir conexión con otros dispositivos como teléfonos inteligentes, tablets y otros.

La forma más rápida en Windows 10

Si somos usuarios de Windows 10 lo cierto es que hay una manera mucho más rápida y sencilla de convertir nuestro ordenador en un punto WiFi que nos permite compartir la conexión a Internet con otros dispositivos. Para ello, lo único que tenemos que hacer es abrir el Centro de Actividades o hacer clic sobre el icono de nuestra conexión WiFi actual en la barra de tareas y a continuación, pulsar sobre la opción Zona con cobertura, que es como Microsoft ha llamado a la opción de crear un punto de acceso en la última versión del sistema.

En unos instantes, si todo va bien, veremos cómo en el propio recuadro de la opción Zona de cobertura, aparece el nombre de nuestro equipo, que será el mismo nombre con el que se ha creado el punto de acceso. Es decir, si desde otro equipo, un móvil o tablet buscamos las redes Wifi a nuestro alcance, nos debería salir el punto de acceso que acabamos de crear con ese mismo nombre de nuestro equipo.

Eso sí, si nos intentamos conectar a esta WiFi, se nos solicitará que indiquemos la contraseña de la misma. El propio sistema crea una contraseña por defecto en el momento de crear el punto de acceso, sin embargo, tendremos que ir a los ajustes de Zona de cobertura inalámbrica móvil para conocerla. Por lo tanto, si queremos saber la contraseña como si queremos cambiarla o configurar el punto de acceso, tenemos que abrir la página de Configuración y navegar hasta la ruta Red e Internet > Zona con cobertura inalámbrica móvil.

También es posible acceder a estos ajustes haciendo clic sobre el icono Zona de cobertura del centro de actividades o el que se muestra al hacer clic sobre el icono de conectividad de la barra de tareas con el botón derecho del ratón y seleccionar la opción Ir a Configuración.

Ahí vamos a poder indicar si queremos compartir nuestra conexión a Internet con otros dispositivos, si lo queremos hacer a través de Wifi o Bluetooth y encontraremos también el nombre de la red o punto de acceso, SSID, y la contraseña que ha creado por defecto el sistema.

Si queremos cambiar el nombre del punto WiFi, la contraseña para su conexión o la banda que utilizará, entonces tenemos que pulsar sobre el botón Editar. Esto nos abrirá una nueva ventana en la que podemos cambiar el nombre de red, que por defecto mostrará el nombre de nuestro equipo, la contraseña, que deberá tener al menos 8 caracteres y la banda de red, pudiendo elegir entre, Cualquiera disponible, 2.4 GHz o 5 GHz.

Con todo configurado a nuestro gusto, pulsamos en Guardar y ya tendremos nuestro punto de acceso disponible y configurado correctamente para podernos conectar a él desde cualquier dispositivo, otro ordenador o portátil, una tablet, móvil, consola, etc. Para ello, basta con ir a los ajustes WiFi, buscar las redes a nuestro alcance, seleccionar la del punto de acceso de nuestro ordenador, introducir la clave por defecto o la que hayamos indicado nosotros mismos en su configuración y listo!.

Aplicaciones de terceros

Aunque como acabamos de ver, crear un punto de acceso WiFi en nuestro ordenador con Windows 10 es muy sencillo y rápido, lo cierto es que podemos encontrar ciertos programas o aplicaciones que han sido desarrollados con este fin. Entre todas ellas, una de las más populares y sencillas de utilizar es Connectify, que además cuenta con una versión gratuita que nos valdrá más que de sobra para nuestro cometido.

Para comenzar a usar Connectify y convertir nuestro ordenador en un punto de acceso WiFi, lo primero que tenemos que hacer es descargar el programa desde el siguiente enlace a la web oficial de la herramienta. Una vez hecho esto, lanzamos el ejecutable de instalación, aceptamos los permisos que nos solicita y pulsamos en Ejecutar para comenzar el proceso de instalación, el cual será guiado por el propio asistente de instalación.

Una vez finalizado, tendremos que reiniciar el equipo y a continuación, se nos debería abrir automáticamente la ventana de presentación de Connectify. Aquí elegiremos la opción de usar la versión gratuita y a partir de ese momento ya podremos comenzar a usar la herramienta.

Lo siguiente será proceder a su configuración, añadir el nombre o SSID del punto de acceso WiFi que vamos a crear, la contraseña de conexión, tipo de conexión, canal a utilizar, etc. Además, el programa nos ofrece también ciertos ajustes a nivel de seguridad para indicar si queremos que sea una red abierta sin contraseña (poco recomendable) o si queremos que sea privada, con contraseña y diferentes tipos de cifrado para poder establecer el máximo nivel de seguridad posible.

Con todo configurado a nuestro gusto, ya podremos probar a conectarnos desde cualquier otro dispositivo al acceso que acabamos de crear en nuestro ordenador. Buscaremos la red WiFi con el nombre establecido en la configuración desde los ajustes de redes inalámbricas del dispositivo desde el que nos queremos conectar, la seleccionamos e introducimos la contraseña que hemos creado también previamente. Si todo va bien, comenzaremos a navegar desde el dispositivo a través del punto WiFi creado en nuestro ordenador gracias a la herramienta Connectify.