Los rivales no ven claro el acuerdo entre Movistar y Yoigo

Los rivales no ven claro el acuerdo entre Movistar y Yoigo

Claudio Valero

Movistar y Yoigo han llegado a un acuerdo, que aunque todavía no se ha hecho público, ha sacudido los cimientos de las telecos en nuestro país. En virtud de este acuerdo, Movistar tendría acceso al 4G de Yoigo y la filial de TeliaSonera podría ofrecer conexiones de fibra óptica de 100 megas y productos convergentes. Los operadores rivales no están muy convencidos de la legitimidad del pacto y cada uno muestra sus argumentos en contra del acuerdo que podría ser anunciado en pocos días.

Vodafone, Orange, Jazztel, Ono y otros operadores no ocultan su preocupación ante el acuerdo que será anunciado en pocos días por parte de Movistar y Yoigo. Los intereses son muy importantes y está mucho en juego. Cada operador, aunque no de forma oficial, tiene sus argumentos en contra de este pacto y existe controversia sobre la legitimidad o legalidad del acuerdo.

Los que se oponen al pacto podrían basarse en una posible cesión del espectro de Yoigo a Movistar, algo que podría ser una violación de la limitación del espectro establecida por el Gobierno de España en 2011, precisamente para evitar el acaparamiento de frecuencias por algunos operadores. Insisten en que aunque no se produzca la cesión del espectro, el uso del 4G de Yoigo por parte de Movistar podría no entrar dentro de la legalidad.

Tanto Movistar como Yoigo sostienen que no existe tal cesión y que en caso de querer denunciar la segunda vía, las consecuencias podrían ser fatales. Esto es debido a que sería necesario estudiar todos los casos de roaming que se producen habitualmente en nuestro país. Además, Yoigo ya utiliza las redes 2G y 3G de Movistar sin que nadie haya alzado la voz en ningún momento.

También se hace alusión a una concentración encubierta, como si Movistar se hubiera hecho con Yoigo sin tener que pasar por los filtros impuestos por las autoridades de la competencia. Insisten en que Yoigo se convertirá en un canal más de venta de Movistar, lo que reduciría el número de grandes operadores de cuatro a tres en España.

En cuanto a la fibra óptica, los que se oponen al pacto argumentan que Yoigo se saltaría de esta forma la regulación que impone un límite de 30 megas cuando se usa la fibra óptica desplegada por Movistar. La CMT parece dispuesta a revisar esta regulación y realizar algunos cambios sobre esta limitación de 30 megas.

De cualquier forma, debemos esperar a conocer las condicionales finales del acuerdo cuando este sea anunciado para poder empezar a considerar el alcance de los diferentes puntos que se incluyan. Solo en ese momento, los operadores rivales podrán decidir acudir a la CMT o a cualquier órgano que consideren competente. ¿Qué os parece la postura de los rivales del pacto entre Movistar y Yoigo?