En el despliegue de fibra óptica también hay prima de riesgo

En el despliegue de fibra óptica también hay prima de riesgo

Claudio Valero

La Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones ha fijado provisionalmente el precio del acceso a las infraestructuras de fibra óptica en los edificios que serán compartidos por Telefónica, Orange y Vodafone. No olvidemos que estas tres operadoras llegaron a un acuerdo hace poco para compartir el acceso a las verticales de los edificios con el objetivo de acelerar el despliegue de fibra en nuestro país. Ahora, la CMT ha fijado cautelarmente los precios del acuerdo, que se incrementarán en un porcentaje que refleja la prima de riesgo del despliegue.

La CMT ha dado a conocer la decisión por la que establecerá los precios de acceso a las infraestructuras de fibra óptica en el interior de los edificios, compartidos entre Telefónica, Orange y Vodafone. La CMT ha decidido rebajar entre un 18% y un 24% los precios que Telefónica ofreció en un principio a sus dos nuevos colaboradores. Para cada operadora supondrá un ahorro que se calcula entre unos 8 y unos 14 millones de euros en el despliegue de fibra óptica.

La Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones cree que el pactó llevado a cabo en octubre de 2012 entre Telefónica y Jazztel es un referencia válida para fijar los precios de acceso a las verticales de los edificios y en la cesión de las acometidas de fibra hasta los mismos usuarios. Telefónica y Jazztel desplegarán fibra óptica en más de 3 millones de hogares de forma conjunta, 1,5 millones cada uno.

El acuerdo entre Telefónica, Orange y Vodafone no contempla ningún compromiso en relación a las zonas donde ya ha desplegado telefónica, por lo que los otros operadores podrían extender sus redes en estas mismas zonas. La CMT cree que esto es útil para reducir la incertidumbre en plazos y costes de los operadores que deciden desplegar en zonas donde otros ya lo han hecho.

Por todo ello, la CMT ha acordado que los precios deben aumentarse en un 15,29% en el acuerdo entre Telefónica, Vodafone y Orange, que reflejará el riesgo que asume cada operadora para desplegar redes de nueva generación. El organismo considera que el mayor riesgo recae sobre sobre las operadoras que despliegan sus redes por primera vez en un territorio donde no existe esa tecnología.

En cuanto al precio de las acometidas de fibra óptica hasta los usuarios, la CMT ha decidido que para el acuerdo entre Telefónica, Orange y Vodafone se aplique el mismo precio que se decidió en el acuerdo entre Telefónica y Jazztel, debido a la menor incidencia que tiene en el corto y el medio plazo.