Jelly Bean se convierte en la versión de Android más extendida entre los usuarios

Los usuarios cada vez son más conscientes de la importancia de actualizar sus dispositivos Android. Así se deduce de los últimos datos oficiales sobre el sistema operativo móvil de Google, puesto que Jelly Bean, su última versión disponible, es por fin la más utilizada.

Presentado hace poco más de un año, Jelly Bean dio unos primeros pasos en el entorno Android más bien tímidos. Su aceptación inicial fue pobre y muchos dudaron de que fuese a consolidarse entre los usuarios, quienes preferían otras versiones obsoletas o ni siquiera actualizaban sus terminales. Sin embargo, el paso de los meses ha sentado bien a esta última versión, la cual acapara tanto Android 4.1 como 4.2.

Como leemos en Androidayuda.com, éstas han sido las únicas que han aumentado cuota de usuarios en los últimos meses. Entre ambas ya cuentan con el 36,9%, aunque cabe reconocer que es la versión 4.1.x la que más usuarios tiene con un 32,3%, algo que se explica fácilmente si tenemos en cuenta los pocos dispositivos con actualizaciones disponibles para la última actualización lanzada por Google.

La versión anterior a Jelly Bean, Ice Cream Sandwich, tiene un porcentaje notablemente más reducido. Las versiones 4.0.3 y 4.0.4 acaparan el 23,3% de los dispositivos Android en el mercado, ya sean smartphones o tabletas. No en vano, esta versión, junto a la última han sido las únicas que estaban enfocadas desde su inicio tanto a móviles como a tablets. Si unimos la cuota de ambas nos encontramos con que el 60,2% de los equipos Android del mundo cuentan con alguna de estas versiones, ICS o JB.

http://www.adslzone.net/content/uploads/2013/07/android.jpg

No obstante, la versión que Google lanzó en octubre de 2011 no es la segunda con mayor cuota de usuarios. Este lugar lo ocupa la versión 2.3 Gingerbread, con un 34,1%. Aún son muchos los usuarios que no actualizan sus terminales (especialmente en la gama baja o media) con esta versión porque directamente no tienen la posibilidad de hacerlo.

Con estos resultados en la mano parece confirmarse cómo poco a poco se reduce la fragmentación entre usuarios. En breve llegará 4.3 Jelly Bean, cuyo lanzamiento anticipará la próxima versión renovada del sistema operativo móvil, la 5.0 Key Lime Pie, pero hasta entonces Google pretende que su última versión se consolide entre los usuarios.