Los operadores exigen a Europa que obligue a Google y Apple a pagar sus impuestos

Los operadores han acudido a Bruselas para reclamar al Ejecutivo europeo que actúe y que ponga fin a los beneficios fiscales de gigantes estadounidenses como Google, Apple, Facebook o Microsoft. Las telecos europeas advierten que esta situación perjudica la competencia y a los operadores locales.

Las grandes multinacionales tecnológicas y sus prácticas de ingeniería fiscal siguen levantando ampollas en nuestro continente. En esta ocasión han sido los operadores europeos quienes a través de la asociación que los engloba (Etno) han acudido a Bruselas para denunciar la situación. La baja tributación en suelo europeo les permite ahorrarse miles de millones, mientras que las compañías de telecomunicaciones sí cumplen con sus obligaciones fiscales, según señalan en información recogida por elEconomista.

Los operadores recuerdan que estas compañías, entre las que se encontrarían los citados casos y otros como Amazon o eBay, acuden a Irlanda para desviar sus beneficios a sociedades ubicadas en paraísos fiscales. En total se estima que el 95% de las ventas de estas firmas se tributan en dicho país, ante lo cual ya han existido quejas como la planteada por el grupo Izquierda Plural en nuestro país acusando a estas multinacionales de «fraude fiscal, evasión de impuestos e ingeniería fiscal mediante el uso de empresas pantalla«. Ahora son los operadores los que han seguido esta línea en sus últimas críticas.

Una práctica legal

A pesar de ser prácticas reconocidas y sabidas por parte del Gobierno español, la actuación para evitarlas ha brillado por su ausencia hasta la creación de la llamada Oficina Nacional de Fiscalidad Internacional. Ésta se ocuparía de casos como los de Google, el mas reciente que hemos conocido. La compañía de Mountain View, que facturó 38 millones de euros en nuestro país, tan solo pagó 33.000 euros a Hacienda, una cifra escandalosamente baja pero legal gracias a sus prácticas de ingeniería fiscal.

La misma estrategia ha seguido Apple en los últimos años. Los responsables del iPhone han sido noticia en varias ocasiones al conocerse su entramado legal que le permite apoyarse en marcas creadas en Irlanda con el único fin de pagar allí sus impuestos y desviar sus ingresos.

¿Conseguirá la presión de los operadores hacer que el Ejecutivo comunitario tome cartas en el asunto? Se trata de un tema muy polémico pero el cual se debe atajar dado el perjuicio y las desigualdades tributarias que genera tanto entre los ciudadanos como respecto a otras compañías. No obstante, cabe recordar que se trata de una práctica legal en nuestro territorio y veremos si acaba dando pie a que se cambie la propia legislación para acabar con ella.