Nintendo descarta bajar el precio de Wii U

Nintendo descarta bajar el precio de Wii U

Redacción

Nintendo se niega a rebajar su Wii U. La compañía no considera que el precio de su consola doméstica sea un obstáculo para unas ventas que siguen siendo muy discretas. Su presidente, Satoru Iwata, cree que la culpa de la situación ha sido del escaso esfuerzo a la hora de publicitarla.

«Es nuestra culpa. Redujimos nuestros esfuerzos publicitarios, por lo que los consumidores todavía no entienden qué es lo bueno y único de Wii U«. Con estas palabras ha reconocido Iwata el pobre balance cosechado por su última consola en lo que a ventas se refiere. No en vano, como vimos la semana pasada, apenas se han vendido 3,1 millones de unidades de un dispositivo que lleva menos de un año en el mercado y que en el último mes se ha visto superado incluso por la primera Wii, cuyo lanzamiento se produjo en 2006.

El ejecutivo, cuyas palabras han sido recogidas por Gamerzona.com, considera que la firma debe centrarse en llegar al público con mayor insistencia. «Siempre intentamos ser únicos y hace falta tener de nuestro lado mucha energía para que la gente entienda lo realmente atractivo de lo que estamos haciendo», explicó.

«No hemos tenido éxito a la hora de lanzar un juego con el que la gente pueda decir «vale, esto es realmente diferente». Eso sí, los juegos de Wii U no son tan simples y obvios como Wii Sports para Wii, por lo que los consumidores potenciales no son tan receptivos a probar la nueva consola», señaló Iwata en la entrevista a CNBC.

Admitido el pobre balance de ventas, llama la atención que no se busque una solución en la bajada de precio de la consola. «Desde un primer momento ya se lanzó con un precio muy agresivo, por lo que no creo que bajarlo sea la opción adecuada«, subrayó el ejecutivo cerrando así una puerta que muchos consideran podría ser una vía de escape a la situación. Recordemos que el pack básico está disponible (aunque en las últimas semanas se ha especulado con su retirada) por 299 euros y el Premium por 349 euros.

Si bien el precio puede ser un hándicap para las ventas, no es el único motivo. El catálogo de juegos no parece suficientemente atractivo por ahora para atraer a un amplio porcentaje de usuarios. Además, Nintendo insiste en relanzar sus grandes clásicos sin demasiada innovación, lo que acaba por no atraer a quienes buscan una experiencia más innovadora a las plataformas de Super Mario o a las reediciones de The Legend of Zelda. Igualmente, la llegada de la Next Gen a partir de finales de año podría sacar del foco a Wii U salvo que la Gran N tome medidas contundentes. Sin embargo, la bajada de precio parece que no será la opción y veremos hasta qué punto logra llamar la atención frente a rivales como PlayStation 4, apenas 50 euros más cara en su estreno respecto al pack Premium pero mucho más potente en su hardware.