El precio inicial de PlayStation 4 y Xbox One será inferior al que tuvo la actual generación

Tanto Sony como Microsoft han trazado las líneas iniciales de sus próximos proyectos en el ámbito de las videoconsolas. Una de las grandes dudas respecto a PlayStation 4 y Xbox One se centra en su precio inicial, el cual se asegura desde algunas fuentes que será muy inferior al que tuvo PS3.

Los grandes de la industria tecnológica tendrán que ajustar al máximo sus cuentas si quieren triunfar con sus próximos estrenos. En tiempos de crisis económica lanzar una nueva consola al mercado es un reto mayúsculo, especialmente si se dota a ésta de la mejor tecnología posible, lo que no hace muy buenas migas con un precio económico. Sin embargo, pensar en un precio similar al que en su día tuvo PlayStation 3 (600 euros) resulta impensable a día de hoy.

Por este motivo hay quien no duda en asegurar que en esta ocasión Sony y Microsoft apostarán por unos precios relativamente bajos para sus consolas Next Gen. El último en apoyar esta línea argumental ha sido Rob Lloyd, gerente financiero de la cadena de tiendas GameStop. En sus últimas declaraciones señala que no veremos precios como los citados 600 euros, sino que el margen se mantendrá entre los 300 y 500 euros. En este punto hay que recordar que tanto Fnac como Amazon apuestan por ese precio, lo que contrasta de lleno con las palabras de Lloyd, pero admiten que se trata de una cifra «provisional».

Si bien Xbox 360 sí llegó al mercado desde 299 dólares en su versión más económica, todo indica que Sony será la que más rebaje el precio en su próxima PlayStation 4 de cara a enfrentarse de una forma más directa con su gran competidor. Así, cabe pensar que ambos equipos se moverán en dicha horquilla de precios, que además coinciden con algunos informes filtrados semanas atrás en los que se aseguraba que en el caso de Xbox One el lanzamiento se produciría por 299 dólares/euros siempre que el usuario contratase el servicio Xbox Live Gold durante dos años en los que pagaría 10 dólares/euros extra cada mes. Para adquirirla sin este compromiso de permanencia tendría que pagar 499 dólares.

Hasta el 10 de junio, fecha en la que ambas compañías ofrecerán sus conferencias previas al E3 2013, no se confirmará el rango de precios de los equipos. En todo caso, la opinión vertida desde GameStop no es única, ya que otras voces de la industria también han sugerido que tanto PS4 como el equipo de Microsoft no superarán en ningún caso los 499 dólares. Igualmente, la última filtración que citaba a la tienda online Zavvi aseguraba que Xbox One contaría con un precio de 399 libras que podría ser el equivalente a 449 dólares/euros.

El precio puede marcar el éxito o el fracaso

En cualquier caso, ambos gigantes han de ser muy meticulosos con la estrategia inicial para consolidarse en el mercado. Los precedentes de fiascos en su estreno por precios poco razonables no son demasiado lejanos. La ahora exitosa Nintendo 3DS tuvo que rebajar su precio en un tercio en sus primeros meses para ganarse a los jugadores. Más doloroso fue el estreno de la última portátil de Sony, PS Vita, cuyo precio (250 euros en su versión WiFi) ha sido todo un hándicap para su posible éxito. Sus ventas son mínimas y la compañía japonesa no ha hecho demasiado por ofrecerla a una cantidad más atractiva.

Otro ejemplo cercano de consola con ventas inferiores a las deseadas por sus creadores ha sido Wii U. A la falta de títulos realmente rompedores se le une un precio que no es precisamente una ganga. Aunqu desde la firma nipona afirman que está acorde con el nivel de su hardware, la realidad es que son muchos a los que les sigue pareciendo muy cara (349 euros en su pack Premium con GamePad y Nintendo Land). Es muy posible que PS4 y Xbox One se muevan en ese rango de precios, lo que podía suponer un mazazo para la Gran N a no ser que ésta opte por rebajar el precio de su equipo.