Microsoft desmiente el cobro en Xbox One por juegos de segunda mano

Tras conocerse los primeros detalles de la nueva Xbox One la polémica no ha tardado en surgir. Según reportan medios estadounidenses, los usuarios solo podrán instalar sus juegos adquiridos para su consola una única vez. Por hacerlo más veces en otras consolas tendrán que pagar una tasa.

Actualización de la noticia: Microsoft desmiente la información asegurando que se ha tratado de un «mal entendido».

Una de las novedades que incluirá la nueva Xbox One será la lectura de juegos en formato Blu-ray y la obligatoriedad de instalarlos en la consola de modo que no será necesario contar con el disco para jugarlo. Sin embargo, esto vendrá acompañado de una sorpresa que a buen seguro disgusta a una gran cantidad de usuarios.

Según publican medios especializados como Wired o The Verge, si el usuario pretende realizar una segunda instalación en otra consola asociada a otra cuenta distinta de Xbox Live tendrá que pagar una tasa. Si bien podría jugar en otra consola con su propia cuenta online, el hecho de no poder hacerlo sino pagando un precio (no especificado) es visto como un ataque al mercado de segunda mano, algo que ya se había comentado en los últimos meses.

Los rumores que apuntaban a la asociación de una unidad del juego a una única consola/cuenta parecen haber quedado confirmados. Se trata de una medida que había sido muy criticada por algunos usuarios, ya que no solo afectará a quienes adquieran de segunda mano sus juegos, sino que impedirá, por ejemplo, que se puedan prestar juegos de una forma desinteresada. Con esta medida habrá que pagar por esta segunda instalación.

Se trata de un sistema único en el mercado de las consolas domésticas pero que bebe de otras medidas similares como el pase online que crearon algunas desarrolladoras como EA para evitar la incidencia de la segunda mano al menos en los modos online de sus títulos. Con él los usuarios que pretendiesen hacer una segunda instalación de su juego y disfrutar de dichos modos tendrían que pagar una cantidad de alrededor de 10 euros. No obstante, la propia EA reconoció el fracaso de la medida recientemente y anunció el fin de dicho pase para sus próximos títulos, lo que contrasta de lleno con la noticia recién conocida.

La noticia se ha conocido a la par que parecen disiparse otros rumores llenos de controversia que habían acompañado a la nueva Xbox en los meses previos a su presentación. Hablamos de la obligación de conexión permanente para disfrutar de todos los juegos, aunque no sea en modo multijugador. Nada se ha comentado al respecto en la presentación aunque Microsoft sí ha abierto la puerta a que las desarrolladores creen sus juegos de forma exclusiva para su plataforma en la nube Azure.

Nota: La compañía ha desmentido oficialmente la información señalando que se trata de una mal interpretación de una web oficial con preguntas y respuestas.