La banda ancha móvil en los smartphones da la puntilla a los pinchos USB

El impresionante auge de la banda ancha móvil asociada a las líneas telefónicas ha servido para masificar las conexiones móviles en nuestro país. Otra consecuencia ha sido impulsar el declive de las llamadas datacards, que hacen referencia a los famosos pinchos USB.

Los últimos datos facilitados por la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) confirman cómo se ha inclinado la balanza de las conexiones móviles en el último año. Como señala en su blog el regulador, las líneas vinculadas a Internet móvil están anulando a las datacards. De este modo, se observa el auge de las conexiones en un tipo de dispositivos relativamente nuevo como son los smartphones mientras que sucede lo contrario en otros más clásicos como son los ordenadores.

La nota mensual de febrero de 2013, la última publicada hasta ahora por el regulador, señala la caída más importante del número de datacards en nuestro país. En solo un mes se dieron de baja algo más de 125.000 líneas de este tipo. En líneas generales el desplome es evidente, ya que al cierre de febrero se contabilizaban 2,4 millones de datacards, un 27,2% menos que hace solo un año.

Esto significa una evolución en el modo de navegar de los usuarios españoles y refuerza la clara apuesta por los dispositivos móviles en detrimento del clásico PC. Tanto smartphones como tabletas están creciendo de un modo espectacular en los últimos meses mientras las ventas de ordenadores se hunden sin que esta caída parezca tener fin.

La caída en el número de datacards contrasta con el aumento en el número de conexiones móviles asociadas a líneas telefónicas móviles. Los planes de datos son contratados por un número cada vez mayor de usuarios. Así, solo en 2012 se contabilizó 8,5 millones de nuevas líneas de este tipo, lo que permitió cerrar el año con 22,4 millones en total. Esto supuso una impresionante subida del 60,8% en el último año, ya que cada mes se registró de media un aumento de más de 708.000 nuevas líneas de Intenet móvil.

¿Tienen cabida los pinchos USB en el mercado o acabarán desapareciendo en cuestión de pocos años a pesar de la llegada de la conectividad 4G?