Orange sobrevive a la guerra de precios y sigue creciendo en ADSL y móvil

Orange ha anunciado los resultados del primer trimestre del año y continúa con su tendencia positiva. Los ingresos del operador han mejorado respecto al año anterior gracias a su progresivo crecimiento tanto en el segmento fijo (ADSL) como en el movil, donde logra sobrevivir a la continua guerra de precios.

Más de 989 millones de euros de ingresos, un 0,8% más que en el año anterior. Este ha sido el balance económico del operador naranja en los tres primeros meses de 2013. La compañía ha resaltado su continuo aumento en el número de clientes que confían en sus servicios hasta superar los 13,5 millones en total, de los cuales la amplia mayoría (12.179.000) pertenecen a telefonía móvil. No obstante, en banda ancha fija también suma hasta lograr 1.436.000 clientes.

De hecho, el operador ha mejorado notablemente sus ingresos en el segmento fijo, siendo los que más han crecido respecto al año anterior (16%). En este primer trimestre ha sumado 40.000 altas netas, lo que supone un aumento interanual del 11,1% en su base de clientes. Así, Orange se consolida como el principal alternativo del mercado del ADSL, por delante de Jazztel y Orange.

En este punto hay que señalar el fuerte crecimiento en el número de servicios convergentes. Casi la mitad de los usuarios de ADSL del operador (el 49%) tienen también contratada la línea móvil con la compañía, lo que supone una evolución positiva del 29% respecto al mismo periodo de 2012. En los próximos meses se espera, además, que siga aumentando esta estadística dado que a comienzos de este mes de abril reforzó sus ofertas convergentes con las Tarifas Canguro, una de las opciones más competitivas frente a sus rivales.

Resiste a la presión de los OMV

Por otro lado, la unidad de negocio móvil de Orange sigue gozando de buena salud a pesar de lo apretado de este mercado. El crecimiento respecto a los primeros meses de 2012 ha sido del 4,7%, al contar con 12,1 millones de clientes, perteneciendo cerca de 398.000 a Simyo, adquirida a finales del pasado año. El operador destaca el aumento en la base de clientes de contrato, que ya suponen casi el 70% de sus usuarios. Asimismo, el número de clientes de banda ancha móvil se disparó respecto a un año atrás, pasando de 3,5 a 5,6 millones.