Los grandes operadores europeos estudian el fin de la tarifa plana de ADSL

Los grandes operadores europeos estudian el fin de la tarifa plana de ADSL

Redacción

Es una posibilidad que se atisba en el horizonte desde hace años. El temido fin de la tarifa plana de ADSL en Europa está más cerca tras haber dado Deutsche Telekom el primer paso. Al igual que sucede con las tarifas móviles, una vez superado un determinado límite de datos, el usuario de sus conexiones pasará a navegar a menor velocidad.

Los operadores se plantean nuevas formas de rentabilizar sus redes de banda ancha fija. La sombra de la saturación de éstas y el incremento exponencial en el tráfico que circula por ellas lleva mucho tiempo planeando y dando pie a una amenaza para el modelo tradicional de tarifa plana: el fin de ésta. No en vano, en países como Estados Unidos o Canadá son una realidad las conexiones fijas con dependencia de los datos que el usuario consume al mes.

Este modelo no había sido importado como tal dentro de las fronteras europeas. Tan solo había algún caso puntual como Reino Unido, donde se introdujeron algunas limitaciones al servicio de ADSL. Sin embargo, el citado operador alemán ha sido el primero en dar un paso al frente en esta dirección al anunciar una nueva fórmula para sus tarifa Call & Surf y Entertain de banda ancha fija.

El exmonopolio germano pasará a reducir la velocidad de las conexiones a 384 Kbps una vez se superen los distintos límites marcados. Para su conexión de 16 Mbps ha establecido un límite de 75 GB al mes, una cantidad razonable para la mayoría de los usuarios. Esta cifra permite, por ejemplo, visualizar alrededor de 10 películas en calidad estándar o 3 en HD, 60 horas de streaming de audio, subir 400 fotos y disfrutar de 16 horas de juego online. Para quienes cuentan con mayor velocidad en sus conexiones, los límites son mayores, ya que los usuarios de 50 Mbps tendrán un tope de 200 GB, los de 100 Mbps de 300 GB y los que naveguen a 200 Mbps, hasta 400 GB a máxima velocidad.

De este modo, el operador busca conseguir mayores ingresos con la contratación por parte de los usuarios de las tarifas con un mayor límite de datos, aunque asegura que la media de consumo de sus internautas es de 15 a 20 GB mensuales. No obstante, aquellos que quieran hacer un uso más intensivo de su conexión no tendrán más remedio que contratar las más caras, lo que permitirá al operador obtener una mayor entabilidad.

«Cobrar más a quien más consume»

Desde DT han justificado la decisión argumentando que «la creciente demanda de ancho de banda no puede ser financiada a través de unos precios cada vez más reducidos«. «Queremos seguir ofreciendo a los clientes, en el futuro, la mejor red posible, infraestructura en la que invertimos miles de millones de euros. Por ese motivo, nos vemos obligados a cobrar más a los clientes que realizan consumos más elevados. Por ese motivo, nos vemos obligados a cobrar más a los clientes que realizan consumos más elevados», explicó Michael Hagspihl, responsable de marketing de la compañía.

De este modo, se abre de par en par la puerta al fin de las tarifas planas de ADSL en Europa. ¿Acabarán adoptando el resto de operadores dominantes este modelo? El debate vuelve a estar sobre la mesa.