Los motivos del fracaso de Windows 8

Los motivos del fracaso de Windows 8

Claudio Valero

Cuatro meses después del lanzamiento del nuevo sistema operativo de Microsoft, ya nadie puede ocultar el fracaso que ha supuesto. Las cifras de venta y adopción son realmente bajas, a pesar de venir instalado en la mayoría de los ordenadores nuevos. Actualmente, cuenta con la mitad de cuota de mercado de la que tenia Windows Vista en su día. Vamos a ver cuales han sido los motivos del fracaso de Windows 8.

Interfaz Modern UI (antes conocida como Metro)

Windows 8 introducía como novedad principal el cambio total de su interfaz. En realidad, se trata de un cambio revolucionario que no ha terminado de cuajar entre los usuarios. Es cierto, que en los dispositivos táctiles como las tabletas, es bastante cómodo de usar, pero la experiencia se vuelve tediosa y poco intuitiva cuando manejamos un ratón y un teclado.

No hay sensación de grandes cambios

Como comentan nuestros compañeros de SoftZone, no hay sensación de grandes cambios en Windows 8, salvo la introducción de la interfaz Modern. En realidad, Windows 8 es mucho mejor en algunos aspectos, como la velocidad de arranque del sistema, aunque esto no parece suficiente para convencer a los usuarios.

No gusta a la comunidad de desarrolladores

Uno de los pilares básicos para el éxito de un nuevo sistema operativo está en el apoyo de la comunidad de desarrolladores, y parece que estos no están muy contentos con las novedades de Windows 8. Desde ahora, deben programar de forma nativa en Windows 8 y no pueden hacer uso de sus conocimientos de .NET, WCF y WPF.

Los usuarios de Windows 7 no se actualizan

Windows 7 se ha convertido en uno de los mejores sistemas operativos de la historia de Microsoft, o por lo menos, es uno de los que más apoyo tiene por parte de los usuarios. Las opciones que ha dado Microsoft para empujar a la actualización a Windows 8 no han sido suficiente para los usuarios de Windows 7. Lo mismo ocurrió en el pasado con Windows XP y Windows Vista, aunque en esta ocasión está siendo más acusado.

El mercado empuja en otra dirección

Los ordenadores tradicionales venden cada vez menos y su cuota se reduce año tras año. El crecimiento de las tabletas y smartphones está perjudicando la adopción de Windows 8. Además, la aventura de Microsoft en el mundo de las tabletas llega varios años después del resto de compañías.

¿Os identificáis con alguna de estas razones?