¿Jazztel en el punto de mira de Vodafone?

¿Jazztel en el punto de mira de Vodafone?

Claudio Valero

El consejero delegado de Vodafone ha admitido las desventajas a las que se enfrentan a la hora de competir en el mercado español, debido a las ofertas convergentes. En alusión a la compra de compañías con despliegue de redes fijas, parece que han fijado el punto de mira en Jazztel.

Según el Blog TecnoEstrategias de Ignacio del Castillo, Vodafone está acelerando el pulso sobre el fijo y además “calienta” la acción de Jazztel. En la conferencia con inversores de Vodafone, celebrada después de la presentación de los resultados de la compañía, su consejero delegado admitió las desventajas de Vodafone en el mercado europeo. La operadora tiene auténticos problemas para competir con las ofertas convergentes, como el caso de Fusión en España o la oferta de Portugal Telecom, en el país vecino. Las soluciones pasan, según Vitorio Colao, por esperar una regulación favorable que les proporcione acceso en buenas condiciones a la fibra, por desplegar fibra de manera individual y la más comentada, por la compra de compañías especializadas en banda ancha.

En este punto entra en juego Jazztel. La operadora española vio como sus acciones disparaban el valor tras las declaraciones del consejero delegado de Vodafone, alcanzando practicante máximos históricos. Y es que parece que en España, las únicas opciones de compra para Vodafone serían Jazztel y Ono. La primera es una compañía que, pese a no tener despliegue de fibra óptica, ya ha firmado un acuerdo con telefónica y otro con la compañía china ZTE. Ono, por su parte, tiene ya realizado un gran despliegue de fibra pero su gran deuda es un problema en contra. La operadora tiene una deuda de 3.600 millones de euros, que complica muchísimo cualquier operación.

La opción de una compra por parte de Vodafone está contemplada por los inversores desde hace tiempo. Las dificultades crecientes para competir en este mercado, en cierta parte debido a los OMV, fuerzan a las operadoras a buscar este tipo de fusiones. Según Goldman Sachs, Vodafone es el único operador móvil que tiene capacidad y flexibilidad financiera para reforzarse en estos momentos. El resto de operadoras tienen demasiada deuda para plantearse la compra de algún otro.

Otra de las opciones, el despliegue de fibra de forma individual está de la siguiente manera. Vodafone ha lanzado una petición de ofertas a los fabricantes de redes para llegar hasta 1,5 millones de hogares. Se habla de un posible acuerdo con Orange para el despliegue conjunto.

Por ahora, parece que Vodafone esperará a la evolución de la regulación por lo que la necesidad de comprar otra empresa quedará en standby. La premisa será arriesgar poco a la espera de la regulación. ¿Qué opináis de la situación actual de Vodafone en España?