Multa a Movistar por exigir una penalización en un alta fraudulenta

Multa a Movistar por exigir una penalización en un alta fraudulenta

Claudio Valero

La asociación de consumidores FACUA ha conseguido que el operador líder en nuestro país, Movistar, sea sancionado con una multa de 40.000 euros. El motivo alegado ha sido el tratamiento de los datos personales de un usuario al que dio de alta sin su consentimiento. Además exigió el pago de la penalización por baja anticipada.

A través de la web de FACUA-Consumidores en Acción, conocemos la multa impuesta al operador español por el uso de los datos personales de un cliente. Todo comenzó en marzo de 2010, cuando un ciudadano de Sevilla recibía un cargo por valor de 6,96 euros en su cuenta bancaria. El concepto del cargo era la cuota de una línea móvil de Movistar. Este usuario, extrañado por el cargo, llamó al servicio de atención al cliente para aclarar lo sucedido. Su sorpresa fue mayúscula al conocer que se había dado de alta una línea a su nombre como autónomo.

Este usuario advirtió a la compañía del error, ni él era autónomo ni había solicitado el alta de una línea de móvil. Todo pareció acabar ese día con una llamada desde Movistar donde le indicaban que se trataba de un error y que no debía preocuparse, que anularían el contrato y le devolverían el cargo realizado en su cuenta. Pero esa anulación nunca llegó y este usuario continuó recibiendo cargos en su cuenta bancaria.

Cada reclamación recibía la misma respuesta: ha sido un error y cancelaremos el cobro. Después de varios meses de llamadas, Movistar emitió las facturas rectificativas y por fin parecía que todo llegaba a su fin. Pero nada más lejos de la realidad, ya que ahora Movistar exigía al usuario el pago de 208,27 euros en concepto de compromiso de permanencia de la línea contratada fraudulentamente.

Después de varias llamadas y reclamaciones, Movistar cedió sus datos a la empresa de cobro Medina Cuadros y Asociados. Esta empresa se dedicó a presionar, insultar y amenazar al usuario para que realizara el pago. En caso de no realizarlo, se exponía a un grave perjuicio para su nombre, bienes y derechos futuros. Incluso le amenazó con llevarlo a los tribunales.

En ese momento comenzó la intervención de FACUA en el proceso, que tras varios meses decidió interponer una denuncia contra Movistar ante la AEPD (Agencia Española de Protección de Datos). La resolución de este órgano obliga a Movistar a pagar 40.000 euros en concepto de infracción grave de la Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal (LOPD).

Finalmente todo ha quedado resuelto a favor del usuario que nunca contrató una línea y que nunca debió enfrentarse a este desagradable episodio. ¿Qué opináis de la multa impuesta a Movistar?