Los OMV critican que los grandes operadores lancen marcas baratas para competir con ellos

Los Operadores Móviles Virtuales (OMV) han mostrado su temor por la posible desregularización del mercado móvil, a la par que han criticado a las que consideran «prácticas anticompetitivas» de los grandes operadores al lanzar marcas baratas que compiten en su segmento.

La Asociación de operadores móviles virtuales en España (AENOM) ha vuelto a evidenciar su gran preocupación ante lo que considera una «posible e inminente» desregularización del mercado de la telefonía móvil promovida por la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT). En su opinión, una decisión en esta dirección «perjudicará a los usuarios y beneficiará a los grandes operadores».

Desde AENOM lamentan que la situación pueda cambiar después de lo beneficioso que ha sido para el mercado la irrupción de estas compañías que permiten ofrecer telefonía e Internet móvil «a precios razonables«. «La aparición de los operadores móviles virtuales debido precisamente a la regulación impuesta por la CMT, ha contribuido de manera muy significativa a que el mercado de la telefonía móvil en España evolucione, y se convierta en un mercado más dinámico y transparente», señala este grupo de compañías.

El temor de la asociación pasa por que una desregularización abriría de par en par «la puerta a que las grandes operadoras volvieran a ejercer una posición dominante que repercutiría en el usuario». Sin embargo, desde AENOM ya se han señalado algunas «prácticas anticompetitivas» promovidas por los operadores tradicionales para hacer frente al auge que están viviendo en el mercado.

Se trata de las ofertas «low cost» que están poniendo en marcha algunas compañías y que se hacen pasar por otros OMV pero que no son sino la extensión de los grandes operadores en este segmento del mercado. La asociación se refiere al «lanzamiento de ofertas low cost por parte de los operadores de red mediante segundas marcas y/o filiales, sin que esté garantizado que los costes de red con los que operan sean equiparables a los que tienes los OMVs restantes». Concretamente -aunque no lo mencionan de forma explícita- se refieren a Amena y Simyo por parte de Orange así como a Tuenti en la gama de ofertas de Movistar.

A estas prácticas se unirían las «prácticas agresivas y anticompetitivas llevadas a cabo por las grandes operadoras durante el proceso de portabilidad con la única finalidad de retener al cliente», algo que consideran que menguaría en caso de poner fin a los amagos de portabilidad y a la venta de terminales bloqueados con el operador.