2012, el año del despegue de la fibra óptica en España

2012, el año del despegue de la fibra óptica en España

Redacción

Se cierra 2012 y es momento de hacer balance de la situación de la banda ancha en España a lo largo del año. Si ha habido una tecnología dentro del mercado de las telecomunicaciones que ha destacado sobre el resto ésa ha sido la fibra óptica, que ha crecido en nuestro país a un impresionante ritmo.

El último informe trimestral publicado por la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) ha confirmado el dato: la fibra óptica hasta el hogar (FTTH en sus siglas en inglés) es la tecnología que creció más claramente. El análisis se refiere al tercer trimestre del año y confirma que en solo 12 meses se ha pasado de contar con un parqué de alrededor de 135.000 líneas de fibra a nada menos que el doble, constatándose hasta 270.000 conexiones de este tipo al cierre de septiembre (un 101,4% más que en 2011).

Aunque se trata de un número que todavía es discreto si tenemos en cuenta que suponen solo un 2,42% de los más de 11 millones de conexiones de banda ancha que se contabilizan en España según el informe de la CMT, sí evidencia que la tendencia es muy positiva y que el porcentaje volverá a incrementarse de forma notable en cuestión de poco tiempo. Sin ir muy lejos, la última nota mensual publicada por el regulador, relativa a octubre de este año, confirmaba que la demanda de conexiones FTTH está creciendo y en dicho mes se sumaron 17.000 nuevas líneas ultrarrápidas (no recogidas en el III Informe trimestral al que no estamos refiriendo).

Para comprender este auge de la alta velocidad en banda ancha hay que mirar el fuerte despliegue realizado principalmente por Movistar en las principales ciudades del país. Al cierre del año la compañía ha cableado cerca de 3 millones de hogares con esta tecnología, a los que hay que sumar los despliegues puntuales en Asturias con la red pública ASTURCON o en Cataluña con proyectos similares que son aprovechados por operadores como Adamo y Orange.

Un futuro muy halagüeño

Pero esto es solo el principio. Al importante paso dado en España en este año le seguirán los futuros crecimientos en cuestión de años. Movistar seguirá siendo el mayor inversor en desplegar las redes de nueva generación que posibilitan estas conexiones. Al operador se le unen por un lado Orange, que anunció el despliegue de 1,5 millones de hogares hasta 2015 y Jazztel, con quien firmó un acuerdo para alcanzar entre ambos otros 3 millones de puntos.

Con estas previsiones se espera que en 2015 haya 7 millones de hogares en España con acceso a la fibra óptica. Asimismo, hay que añadir que es de esperar que con el fin de masificar el producto y rentabilizar pronto la inversión a base de captar clientes es muy probable que las compañías opten por una rebaja en los precios de las conexiones, por lo que prevemos que 2012 solo ha sido el principio de una situación prometedora en lo que a banda ancha de alta velocidad se refiere en nuestro país.