Google+ crece hasta los 135 millones de usuarios pero sigue sin ser una alternativa

La red social creada por el gigante de Internet Google ha alcanzado los 135 millones de usuarios en un año y medio de vida. Cualquier otra servicio con este crecimiento tan espectacular, sería un rotundo éxito, pero con Google+ aún quedan muchas incógnitas por desvelar.

El gigante de Mountain View siempre ha mostrado su interés por las redes sociales y en 2010 llegó su primer intento, Buzz, que ha sido calificado de fracaso absoluto. Más tarde y siguiendo el camino marcado por Facebook, se decidió a lanzar su propia red social, llamada Google+. Actualmente la red aglutina a 135 millones de usuarios por los 1.000 millones de perfiles activos existentes en Facebook.

Google no ha cesado en su intento de triunfar en el terreno de las redes sociales y el empeño por traer nuevas funcionalidades a su plataforma es patente. Una de las novedades más comentadas ha sido la introducción de la videollamada y además se ha alabado el hecho de que sea abierto a cualquier usuario, sin necesidad de invitación y sin ninguna restricción de uso. Por otro lado, han incluido la posibilidad de seguir la actividad de personalidades famosas, contenido de guías de viajes, compras y gastronomía.

En el blog oficial de Google, podemos leer una interesante entrada de Vic Gundotra vicepresidente sénior de la compañía. En ella habla de que Google+ es la red con el crecimiento más rápido de la historia y que más de 500 millones de personas la han utilizado en alguna ocasión. 235 millones son usuarios activos en los diferentes productos de la compañía (+1 en Google Play, participando en videoconferencias, etc.) de los cuales los comentados 135 millones, visitan activamente las sección novedades de Google+.

Las razones que explican porque sigue sin ser una alternativa real a Facebook radican en su parecido. El público no puede mantener un uso activo de dos redes sociales que son tan iguales y que no se complementan, como puede ser el caso de Facebook y Twitter. Además el hecho de obligar a registrarse en la plataforma al darse de alta en servicios como Gmail, puede tener el efecto contrario al deseado.  Por último y más importante, el efecto llamada. Si nuestra gente no usa Google+, nosotros posiblemente no lo usemos.

Google tiene ante si una posibilidad de asentarse en el terreno de las redes sociales pero debe cambiar algunos detalles para ello. El hecho de ser la red que más rápidamente ha crecido debe ser un estimulo para la compañía para potenciar su uso habitual. Y vosotros ¿Utilizáis activamente Google+?