Los gigantes tecnológicos generan millones en España pero apenas pagan impuestos

Las grandes compañías de Internet siguen generando beneficios millonarios a través de sus filiales españolas. Sin embargo, estas cantidades no se ven reflejadas en los impuestos que pagan a las arcas del Estado gracias a sus técnicas de «ingeniería fiscal«.

Google, Apple, Facebook, Microsoft, eBay, Amazon y Yahoo apenas dejaron 25 millones de euros en España en concepto de impuestos sobre su beneficio en los tres últimos años. Se trata de una cantidad mínima, ya que en nuestro país consiguieron generar miles de millones de euros por sus servicios. Tal y como explica con detalle la información de El País, dichas compañías recurren al desplazamiento de estos ingresos a otros países con fiscalidad menor respecto a España a través de filiales extranjeras.

Desde el Gobierno se empieza a ver con preocupación este fenómeno y ya se ha anunciado una medida para intentar atajar estos abusos fiscales. Para ello se creará la Oficina Nacional de Fiscalidad Internacional, que investigará a este tipo de multinacionales que operan en nuestro país pero que no dudan en acudir a países como Irlanda, Luxemburgo o Suiza para pagar menos al fisco mediante una estructura empresarial que les permite atraer gastos a sus filiales españolas y sacar los ingresos a dichos territorios..

No es la primera vez que nos hacemos eco de esta controvertida situación. Apple es uno de los mejores ejemplos para entender este tipo de abusos. La compañía responsable de equipos como el iPhone y el iPad traslada los beneficios logrados en nuestro país a Irlanda, donde la tributación empresarial es mínima. Gracias a esta medida, en 2011 pagó apenas 143.000 euros en impuestos a pesar de facturar 76 millones a través de la empresa que gestiona sus tiendas en España. Además, cuenta con otra filial para vender sus productos a través de terceros y aunque se calcula que en 2011 pudo obtener 1.775 millones en ventas, solo dejó como impuestos sobre los beneficios empresariales 2,49 millones

El caso de Google es aun más llamativo. Gracias a sus prácticas ha conseguido declarar que apenas cubre en nuestro país los gastos en los que incurre, hasta el punto de declarar pérdidas en los últimos dos años a pesar de haber conseguido cientos de millones de euros en ingresos. Hacienda investiga la situación, puesto que la declaración le ha salido a devolver en estos periodos sin que se haya cometido ninguna ilegalidad a priori.

Al igual que en dichos casos, Microsoft y Facebook también se apoyan en su entramado empresarial con base en Irlanda para rebajar el pago de impuestos sobre sus beneficios. El modus operandi se repite, trasladando sus ingresos a la filial irlandesa y dejando en España sus gastos. Por su parte, Yahoo opera con su filial en Suiza, mientras que Amazon recure a Luxemburgo y eBay a distintos países. Sus casos contrastan con los de otra multinacional tecnológica que no recurre a estas prácticas como es IBM, que solo en 2011 pagó 30 millones de euros en impuestos en nuestro país, una cifra superior a la de los citados gigantes de Internet en tres años. ¿Conseguirá el Gobierno atajar este tipo de prácticas?