El Congreso se gasta medio millón en 400 iPad Pro de 1.200 euros

La XIII Legislatura dio comienzo el pasado 21 de mayo de 2019 tras la constitución de las Cortes Generales. Por ello, los diputados deben recibir el material correspondiente para realizar su labor, donde las principales aplicaciones que utilizan están desarrolladas para iOS. Sin embargo, ¿es necesario comprarse uno de los modelos más caros de iPad Pro con el dinero de todos?

El Congreso se ha dejado 500.000 euros en la compra de 400 iPads Pro

Esta es la duda que asalta tras haberse hecho público que el Congreso se ha dejado 500.000 euros en 400 iPad Pro para los diputados, a unos 1.219 euros por unidad. Este iPad, aunque con una pantalla con mejor resolución y tamaño, es de los pocos que cumple con los requisitos, según podemos leer en VozPópuli.

ipad pro congreso diputados

El Congreso presupuestó inicialmente 587.000 euros para la compra de dispositivos, sin que fueran ellos quienes decidieran decantarse por el iPad Pro. Asseco, una empresa que forma parte del programa de Distribuidores de Apple Autorizados para Empresas, se llevó finalmente la contratación, donde se exigía que el dispositivo tuviera iOS 12 o posterior, funda con teclado, pantalla con resolución de 2.388 x 1.668 píxeles o superior, o un tamaño mayor de 11 pulgadas. También se exigía que tuviera 256 GB de almacenamiento, 4G y funda con teclado.

Con ello, el modelo más «barato» que cumple con esos requisitos es el iPad Pro de 11 pulgadas, que con 256 GB de almacenamiento y módulo LTE para poder usarlo en cualquier parte, cuesta 1.219 euros. Según las exigencias no podía elegirse otro modelo, ya que el iPad Air tiene pantalla de 10,5 pulgadas y resolución de 2.224 x 1668 píxeles. ¿Podían haber comprado ese, que vale 859 euros (360 euros)? Sí, pero han preferido ir a iPad Pro.

400 iPad Pro de 11 pulgadas con LTE: ¿fue buena idea desarrollar las apps del Congreso en iOS?

La última licitación para la compra de tablets fue en 2015, cuando se compraron 490 iPad Air 2 con un coste de 438.000 euros. Ahora se han comprado menos tablets y más caros. Una vez pasan los cuatro años, si los diputados no repiten cargo, se les ha dado la opción de comprar los iPad por 900 euros, a pesar de que no se tiene en cuenta la pérdida de valor de esas tablets.

Este tipo de compras son normales al inicio de cada legislatura, pero el precio es sorprendentemente elevado, sobre todo cuando hay modelos más asequibles. La compra de los iPad Pro fue aprobada el pasado mes de abril tras una reunión de la Diputación Permanente del Congreso, en una fecha donde también se acababa la opción a compra de las tablets que usaban hasta ahora los diputados.

Este tipo de compras también reaviva el debate sobre si fue una buena decisión desarrollar en iOS las apps que usa el Congreso (como la del voto telemático o la de la agenda) en lugar de hacerlo en Android, donde hay tablets mucho más baratos y que permitirían ahorrar cientos de miles de euros en este tipo de compras. Por desgracia, el dinero público no se mira con el suficiente cuidado, y no lo dedican en cosas que serían mas útiles, como actualizar el sistema operativo que usan sus señorías, porque todavía usan Windows XP en sus escaños.