La Inteligencia Artificial es un campo tecnológico mucho más amplio de lo que a priori podría parecer, y engloba conceptos realmente interesantes –y también amplios- como el machine learning. Conocido también como ‘aprendizaje de las máquinas’ por su traducción, o aprendizaje automático, es uno de los componentes clave de la Inteligencia Artificial y el porqué de la evolución constante de la misma.

La clave en este aprendizaje automático está en los algoritmos y las heurísticas que permiten convertir muestras de datos en programas de computadora. Es decir, que el dispositivo sea capaz de, con nuestra voz, tomar información y ser capaz de transformarla no solo en acciones, que a fin de cuentas es el control por voz gracias a la Inteligencia Artificial, sino también en nuevas aplicaciones. Así, el dispositivo es capaz de aprender nuevas acciones en base a las anteriores. Eso es ‘machine learning’.

El infinito potencial de la Inteligencia Artificial gracias al ‘machine learning’ y tu propia voz

La ‘base de datos’, o las muestras, son nuestra voz. Cada palabra que pronunciamos para el dispositivo, en busca de una acción, son muestras de datos que se toman, se procesan con un algoritmo automático y sirven para el desarrollo automático de nuevas aplicaciones. Este proceso es inexistente para el usuario, ocurre ‘bajo el capó’, pero es una imitación del conocimiento por inducción del ser humano y permite un potencial infinito de desarrollo para la Inteligencia Artificial.

De cara al usuario, con el simple uso de las funciones del dispositivo, y en este caso concreto del control por voz gracias a la Inteligencia Artificial, lo que se produce es una constante evolución en las posibilidades del dispositivo. Poco a poco van generándose nuevas posibilidades en función del uso.

Un móvil único para cada usuario

El ‘machine learning’, como parte de la Inteligencia Artificial, entre muchas otras cosas, permite que se cree un móvil único para cada usuario. De la forma que comentábamos anteriormente, poco a poco nuestro dispositivo móvil va aprendiendo de nosotros para adecuarse. Conociendo nuestros gustos o hábitos y dando respuestas más precisas a nuestras necesidades generales y puntuales.

Tu móvil te puede decir dónde encontrar el restaurante más cercano a la hora de comer, e incluso sugerirte los que más te vayan a gustar. De ‘fast food’, de dieta mediterranea, italianos, o aquel que anteriormente le hayas dicho tú mismo, con tu voz, que te gusta más. Y así con prácticamente todo para que, como avanzábamos, poco a poco vaya creándose un móvil único para cada usuario.