Mejora el rendimiento y ahorra batería en Windows 10 desactivando programas que corren en segundo plano

A medida que han ido pasado los meses, muchos usuarios se han venido quejando de que Windows 10 es un sistema operativo cada vez más exigente con los equipos donde lo instalamos, ya que los requerimientos que exige son cada vez mayores.

Esto es algo que se hace especialmente palpable cuando hablamos de PCs que ya tienen un tiempo o que andan un poco justos en cuanto a cumplir con los requerimientos mínimos que establece Microsoft para usar el mencionado Windows 10, por lo que esta es una de las razones por las que muchos usuarios se decantan por seguir utilizando Windows 7.

Y es que hay que tener en cuenta que es bastante lógico que Windows 10 cada vez sea más exigente, ya que a medida que recibe nuevas actualizaciones de características, el sistema operativo va aumentando su funcionalidad debido a la mejora de las funciones ya existentes, así como a la llegada de las nuevas. Con todo y con ello, siempre hay ciertas medidas que podemos llevar a cabo con el fin de mejorar, en parte, el rendimiento del sistema en equipos algo más antiguos, como os vamos a mostrar a continuación.

Decir que, de manera predeterminada, el sistema de los de Redmond integra una serie de aplicaciones que se instalan junto al mismo, pero que además están casi constantemente funcionando en segundo plano, con el consumo tanto energético como de recursos que esto acarrea.

Desactiva las aplicaciones en segundo plano de Windows 10

Es por ello que a continuación os vamos a mostrar la manera de desactivar aquellas apps integradas en Windows 10 de cuyo funcionamiento en segundo plano podéis prescindir debido al escaso, o nulo uso, que hagáis de las mismas. Pues bien, esto es algo que de manera sencilla podremos llevar a cabo desde la función de Configuración de Windows 10, algo a lo que podemos acceder mediante la combinación de teclas “Win + I”.

Segundo plano

Una vez en la nueva ventana que aparece en pantalla, tendremos que buscar la opción llamada “Privacidad”, aunque parezca un tanto extraño que esas aplicaciones estén en esta sección. Así, una vez en este apartado, en el menú situado a la izquierda de la interfaz, encontramos una buena cantidad de opciones, por lo que tendremos que localizar la llamada “Aplicaciones en segundo plano”, que marcamos para que se genere el listado de las mismas en el panel derecho.

Como podemos observar, la mayoría de las aplicaciones que aquí van a aparecer, por defecto están activadas, lo que significa que, como os hemos comentado, están funcionando en segundo plano casi de manera constante, lo que vamos a evitar.  Por tanto para ello no tendremos más que ir repasando la lista que ha aparecido y apagar el conmutador correspondiente si deseamos que esta deje de funcionar de manera innecesaria en Windows 10 y así ahorrar batería y recursos del equipo.