Se espera que la venta de PCs remonte gracias a Windows 7, esta es la explicación

Actualidad

El crecimiento de la más reciente versión del sistema operativo de Microsoft, Windows 10, se está produciendo de un modo mucho más pausado de lo que la propia Microsoft tenía pensado en un principio, en gran medida debido a Windows 7.

Y es que hay que tener en consideración que la mencionada versión del sistema de los de Redmond, Windows 7, ha sido una de las más queridas, por no decir la más querida, a lo largo de la historia de este software de Microsoft, por lo que muchos millones de usuarios se niegan a abandonarlo y migrar a Windows 10. A esto hay que sumarle, como no, los problemas relacionados con la privacidad que ha generado la versión más moderna de Windows, entre otros, algo que ha frenado a muchos usuarios finales, y a empresas.

Sin embargo en estos momentos nos encontramos a tan solo unas horas de que reste exactamente un año para que Microsoft retire el soporte oficial para la versión antigua de Windows, lo que podría suponer un importante cambio en el mercado de diferentes sectores. Es evidente que uno de ellos sería el del propio sistema operativo, ya que en buena parte debido a la creciente vulnerabilidad del sistema operativo al no recibir actualizaciones ni parches de seguridad, empezaría a «forzar» a muchos usuarios y empresas a migrar finalmente a Windows 10, lo que sin duda se traducirá en un importante empuje en lo que se refiere a su penetración de mercado.

Pero eso no es todo, ya que no hablamos de un puñado de usuarios, sino que hablamos de muchos millones que en estos momentos se siguen decantando por trabajar con equipos basados en el mencionado Windows 7.

Windows 7 se acerca a su fin, lo que afectará a la venta de equipos de sobremesa y portátiles

Por tanto, tanto la empresa desarrolladora del sistema, Microsoft, como sus socios, colaboradores y OEMs, consideran que esto también puede significar un empuje para el cada vez más decaído mercado de PCs, nos referimos tanto a equipos de sobremesa como portátiles.

Así, debido a que la posibilidad que ofreció la firma de Redmond para poder actualizar a Windows 10 de manera gratuita ya finalizó hace tiempo, se espera que muchos usuarios se decanten, llegado el momento, por adquirir un nuevo equipo que ya disponga de su correspondiente versión actualizada del sistema operativo, renovando y actualizando así ambos apartados, tanto el relativo al software, como al hardware del que van a hacer uso a diario.

Y claro, es evidente que esto es algo que afectará de igual modo a usuarios finales y a empresas, siendo este segundo un interesante objetivo, o cliente, para la mayoría de los fabricantes de equipos. Por tanto, en conclusión, se podría decir que la retirada del soporte oficial para Windows 7 podría convertirse en una excelente noticia para muchos, aunque no tan buena para otros.

Escrito por David Onieva

Fuente > ADSLZone