Microsoft dejará de obligar a los usuarios de Windows 10 Home a actualizar sí o sí

Software

Windows 10 Home es una de las ediciones del popular sistema operativo de la compañía con sede en Redmond que está destinada a los usuarios domésticos. A diferencia de Windows 10 Pro o Enterprise, pensados para su uso en empresas, algunas de las funciones están desactivadas o no pueden ser utilizadas. Una de las diferencias radica en las actualizaciones, aunque eso podría cambiar. Se ha filtrado que Microsoft dejará de obligar a los usuarios de Windows 10 Home a descargar sí o sí las actualizaciones con la llegada de la versión 19H1.

Hasta ahora, los usuarios que tienen instalado Windows 10 Home en sus equipos no tienen la potestad de pausar las actualizaciones oficiales del sistema operativo. Es decir, conforme Microsoft lanza los parches de actualización mensuales (o puntuales en caso concretos), el sistema los instala sin que el usuario pueda decidir nada al respecto. Esto ha causado algunos problemas con parches que luego han resultado problemáticos o que han terminado bloqueando el equipo.

Los usuarios de Windows 10 Home no estarán obligados a actualizar con 19H1

Según se ha filtrado en las últimas horas, esto dejará de ser así con la llegada de Windows 10 19H1. Esta es la primera gran actualización del año 2019 que llegará durante la primera mitad del año y formará parte de las dos actualizaciones que lanzan los de Redmond para Windows 10 desde su lanzamiento en 2015. Este sistema operativo adoptó el modelo de Windows como servicio.

En la última versión preliminar de Windows 10 19H1 disponible dentro del programa Windows Insider en el anillo rápido, los usuarios han encontrado esta novedad. Concretamente, ahora los usuarios de Windows 10 Home podrán pausar las actualizaciones hasta 7 días. No es lo mismo que ocurre en Windows 10 Pro o Enterprise, pero sí es una forma de controlar algo más las actualizaciones que llegan al equipo.

Como sabemos, esto está disponible en una versión preliminar que se está probando, lo que no implica que vaya a estar disponible sí o sí en la próxima gran actualización. Además, en caso de estar presente esta novedad podría hacerlo de forma diferente, es decir, permitir pausar las actualizaciones sólo 7 días o bien extender el plazo hasta 35 días como en el caso de Windows 10 Pro. Pronto saldremos de dudas.

Escrito por Claudio Valero

Fuente > softpedia