Netflix se pone seria y empieza a luchar contra la piratería

P2P

Tarde o temprano tenía que ocurrir. Netflix está invirtiendo miles de millones de dólares en crear su propio contenido. La compañía ha ido mejorando año tras año el contenido que produce y la calidad del mismo, lo que hace que su piratería se esté disparando. A Netflix tradicionalmente no le ha importado mucho la piratería, pero un nuevo movimiento demuestra que esto está empezando a cambiar.

Netflix forma parte de la ACE, pero no había luchado mucho de manera activa contra la piratería

Y es que si comparamos a Netflix con otras compañías de la industria, la plataforma de streaming no se ha mostrado muy interesada por luchar contra la piratería, a pesar de formar parte de la Alliance for Creativity and Entertainment (ACE), el mayor proyecto antipiratería del mundo formado por casi todas las grandes empresas multimedia con contenido sujeto a propiedad intelectual.

Netflix

Por ello, sorprende la decisión que la compañía ha tomado en Tailandia. En el país asiático se estima que habrá unos 550.000 clientes de Netflix para 2020, en el cual la piratería está muy extendida. Por ello, el gobierno y algunas empresas de entretenimiento (incluyendo Netflix) han lanzado una agencia antipiratería en el país dentro de la Office of the National Broadcasting and Telecommunications Commission (NBTC).

Su objetivo será una «misión cooperativa para eliminar y prevenir la proliferación de la piratería online”. Actualmente, el cierre de una web que propicia la piratería en el país puede llegar a tardar unos seis meses, por lo que han diseñado un sistema para acelerarlo.

Después de Tailandia, podría ponerse más seria en el resto del mundo

Este nuevo sistema permitirá cerrar una página en tan sólo unos días desde que se registrar la denuncia. Netflix será una de las primeras compañías que probará este nuevo sistema. De hecho, nada más lanzar la iniciativa, Netflix ha lanzado junto a otras compañías nuevas demandas bajo la nueva asociación. El listado de páginas a las que han demandado no ha trascendido.

Una vez que la demanda por violación de propiedad intelectual queda registrada, se envía al NBTC, que es quien ordenará a los operadores que bloqueen el acceso a las páginas web mediante DNS. A partir de ahí, las autoridades afirman que “monitorizarán y e implementarán mecanismo contra quienes pirateen”.

De las 2.000 webs y/o URL que fueron denunciadas entre agosto y diciembre de este año, sólo el 20% acabaron en bloqueo. En la última semana, se registraron 744 sitios, de los cuales 47 fueron bloqueados. Esto es debido, según afirman, a que esas webs no pueden ser bloqueadas por operadores locales porque “están cifradas desde el extranjero”.

La piratería es algo que afecta negativamente especialmente a plataformas como Netflix, cuyas series (que se estrenan de golpe) y cuyas películas aparecen el mismo día que se publican en redes P2P y páginas de descarga directa.

Escrito por Alberto García

Fuente > TorrentFreak