El nuevo navegador de Microsoft basado en Chromium no gusta a todos, así afectará a los usuarios

Software

Hace solo unos días comenzaron a verse informaciones acerca de un nuevo proyecto en el que se había embarcado el gigante del software, Microsoft, que se centraba en el desarrollo de un nuevo navegador basado en Chrome, dejando a un lado su actual motor EdgeHTML.

Aunque en un principio fue un tanto sorprendente, lo cierto es que si se analiza este movimiento por parte de los de Redmond con detenimiento, tiene toda la lógica, ya que no cabe duda de que el éxito que inicialmente se esperaba del navegador integrado en Windows 10, Edge, no ha sido el esperado, ni mucho menos. De hecho en estos momentos esta propuesta para movernos por Internet ronda el 5% de penetración, y eso que, como decimos, viene integrado por defecto en el sistema operativo de sobremesa más usado del mundo.

Es por ello que Microsoft ha decido prescindir de su motor propio y apostar por el actual líder indiscutible del sector, Chromium. Cierto es que en estos momentos son varias las alternativas de este tipo que igualmente se basan en Chromium, pero es de esperar que gracias a la experiencia de Microsoft, su propuesta aporte algo nuevo a los usuarios de Chrome y sus «derivados».

Es evidente que desde el punto de vista tanto de Microsoft, como de Google, este es un paso adelante, ya que por un lado es una oportunidad para los de Redmond de desarrollar un navegador que convenza a los usuarios, y para el gigante de las búsquedas, es otra victoria de su proyecto.

No todos son tan optimistas con el nuevo navegador de Microsoft

Sin embargo en este sector del software, desde hace unos años ha habido un tercero en discordia que, de unos meses a esta parte, ha intentado crecer con las mejoras introducidas en su programa, hablamos de Mozilla con Firefox. Es por ello que, llegados a este punto, este movimiento que va a llevar a cabo el gigante del software perjudique en gran medida, tanto a la propia Mozilla, como a sus millones de usuarios, tal y como ya han dejado entrever públicamente.

Desde su punto de vista, la adopción del motor de Chromium por parte del Edge de Microsoft, no va a hacer sino más que reforzar la posición de liderazgo y monopolio de Google en este sentido, lo que puede ser muy perjudicial para el resto. Y claro, esto afecta directamente a su propuesta, Firefox, y los usuarios de la misma, ya que es posible que los desarrolladores web dejen de preocuparse por el resto de alternativas que se encuentren fuera del «universo Chromium».

Y es que desde hace tiempo, Mozilla está luchando por ofrecer una alternativa diferente a la que presenta Google, con una propuesta más centrada en la privacidad, todo ello, argumentan, por el bien de la salud de Internet, por lo que este paso dado por Microsoft, no va a suponer más que un paso atrás en sus objetivos.

Escrito por David Onieva

Fuente > ADSLZone

Continúa leyendo