No, Microsoft: Windows 10 no es un servicio, sino un sistema operativo

No, Microsoft: Windows 10 no es un servicio, sino un sistema operativo

Alberto García

Lo primero que a uno se le viene a la cabeza cuando piensa en Windows es “sistema operativo”. Sin embargo, la propia Microsoft no tiene esa percepción, ya que cuando te salta una actualización en el sistema, aparece un mensaje que dice: Windows es un servicio y se actualiza con el objetivo de hacer que tu ordenador siga funcionando correctamente. Y eso trae una gran cantidad de problemas asociados.

Windows 10 no debería ser un servicio si introduce fallos

A pesar de que cada vez hay más cosas que no se pueden hacer en Windows 7 y sí en Windows 10, los usuarios de la versión anterior están regodeándose ante todos los problemas que están sufriendo los usuarios de Windows 10 con October 2018 Update, llena de grandes fallos que incluso Microsoft no se ha dado cuenta todavía de que están presentes.

windows 10 humo error fallo

Microsoft planteó Windows 10 como un “Windows as a service”, donde se iba mejorando el sistema con actualizaciones bianuales, frente a los tradicionales Service Pack que se usaban antes y que estaban más espaciados en el tiempo. Sin embargo, este planteamiento se ha mostrado erróneo, ya que seis meses es muy poco tiempo para probar una gran actualización; y encima para un sistema operativo que no necesita actualizarse tan frecuentemente y que tiene que funcionar de manera más estable, ya que al ser un sistema de pago la estabilidad debería estar garantizada.

Una gran actualización anual es algo parecido a lo que hacen Apple y Google con iOS y Android, pudiendo probar las mejoras con suficiente antelación para depurar cualquier posible bug. Con ello, Microsoft tendría mucho más tiempo para probarlas, y además empaquetar más novedades en ellas. Y si pueden ofrecerla de manera opcional, mucho mejor.

La compañía relanzó la semana pasada Windows 10 October 2018 Update después de un mes para arreglar un fallo que borraba archivos, pero todos los demás siguen presentes en el sistema. En ese post, la compañía se defendió diciendo que tenían una incidencia de fallos muy baja en este último parche, pero en ningún momento decían que iban a cambiar el proceso de desarrollo o de detección de fallos de cara al futuro, ni tampoco explicaron cómo un fallo tan grave pudo llegar a la versión final del sistema a pesar de que había sido reportado por muchos usuarios.

Microsoft no tiene excusa: las actualizaciones no pueden introducir fallos

Microsoft desveló que Windows 10 ya está presente en 700 millones de dispositivos, con 35 millones de aplicaciones con 175 millones de versiones distintas, y con 16 millones de combinaciones de hardware únicas. Y creen que con seis meses de desarrollo van a pulir cualquier problema a la perfección.

Windows 7 también tuvo que lidiar con esos problemas, y Microsoft no andaba lanzando actualizaciones que rompieran el sistema e impidieran a muchos usuarios seguir utilizando su ordenador tranquilamente. Son millones de personas quienes dependen de su ordenador para trabajar o para llevar adelante un negocio, y no necesitan probar las últimas funciones del sistema: sólo necesitan actualizaciones de seguridad.

Tal y como plantean desde HowToGeek, con esa mentalidad Microsoft no va a conseguir que cientos de millones de personas que todavía usan versiones anteriores a Windows 10 se decidan a actualizar a él; sobre todo cuando Windows 7 todavía recibirá actualizaciones de seguridad hasta enero de 2020.

Un producto como servicio tiene sentido cuando accedes a él de manera remota, como Gmail o Facebook, de los que un ordenador no depende para funcionar, y que como mucho pueden estar caídos unas horas si presentan cualquier fallo. En un sistema operativo que tiene que funcionar bien en millones de combinaciones distintas con sus respectivos drivers esto no puede seguir siendo así. Y no merece la pena romperlo a cambio de tener el tema oscuro en el explorador de archivos, porque si no muchos usuarios van a preferir seguir usando Windows 7 cuando se acabe el soporte oficial a cambio de no tener que preocuparse de que su ordenador vaya a dejar de funcionar tras actualizarlo.