Una gran operadora rebaja las expectativas con el 5G: “no es perfecto”

LTE

El 5G ya se ha lanzado en contadas ciudades de Estados Unidos y Corea del Sur, mientras que en otro puñado de ciudades se ha desplegado, pero sólo como zona de pruebas a escala real. Se espera su lanzamiento para 2020, aunque hasta 2025 no veríamos el auténtico potencial de esta tecnología por los elevados costes de despliegue. Para más inri, ahora una gran operadora ha decidido pinchar la burbuja de promesas y rebajar las expectativas con el 5G al afirmar que “no es perfecto” y que, en principio, “no debemos esperar demasiado”.

El 5G o quinta generación de la telefonía móvil es la próxima tecnología que utilizaremos en nuestros móviles y dispositivos conectados para las telecomunicaciones. Las promesas de esta tecnología son elevadas, con velocidades por encima del gigabit y latencias del orden de menos de 1ms. Esta sería clave para el mundo hiperconectado que está por venir, con coches y ciudades inteligentes.

AT&T rebaja las expectativas con el 5G: “no es perfecto”

Sin embargo, conforme se acerca el 2020 o fecha prevista para su lanzamiento comercial, crecen las voces críticas con la nueva tecnología. Si el otro día nos hicimos eco de un informe de Moody’s Investors Service que habla del limitado impacto que tendrá el 5G sobre los ingresos, lo que pondrá en riesgo las inversiones en su despliegue, hoy conocemos las palabras poco alentadoras de una de las mayores operadoras del planeta.

5g nj

En este caso, hablamos de la norteamericana AT&T, la mayor de país por facturación y por número de clientes en determinados segmentos. Esta ha querido prepararnos para lo que supondrá el 5G con palabras reales y no con promesas de presentación de Power Point que luego terminan decepcionando a los usuarios.

Concretamente, en relación con los teléfonos móviles cree que no debemos esperar demasiado. A largo plazo sí deberíamos ver una mejora real de rendimiento, pero en el momento de su lanzamiento todavía quedarán muchas cosas que pulir ante una tecnología nueva y poco familiar para los operadores y fabricantes.

Opinan que la red será insuficiente durante muchos años, bien por el importante gasto económico que implica el despliegue o bien por otras razones técnicas. Existen muchos desafíos que deben afrontar los fabricantes de móviles como evitar que el 5G consuma demasiado rápido la batería.

Sinceramente, no me parecen buenas noticias las declaraciones de AT&T rebajando la euforia, pero considero que son necesarias para no llevar a una situación de descontento general ante una importante novedad tecnológica. Ya son muchas las voces que pronostican que hasta 2025 no supondrá una mejora generalizada con respecto al 4G.

Escrito por Claudio Valero

Fuente > gizchina