Sin ninguna duda, los smartphones están cambiando nuestra forma de vida, ya que hoy en día somos cada vez más dependiente de estos dispositivos. Con la llegada de los teléfonos móviles se fueron perdiendo ciertas cosas y costumbres, pero con la llegada de los smartphones, nuestras vidas han cambiado completamente, ya que como su propio nombre indica, los teléfonos son cada vez más inteligentes. Dentro de la inteligencia con la que cuentan los móviles de hoy en día, hay que destacar que cada vez se va desarrollando más, llegando incluso a simular la inteligencia humana.

Actualmente, la interacción de las personas con las tecnologías está evolucionando a pasos agigantados y un claro ejemplo es que además de interactuar con nuestros móviles a través de sus teclados, cada vez más usuarios utilizan los famosos asistentes para consultar cualquier cosa a través del lenguaje. Esto está siendo posible al desarrollo de la tecnología basada en la inteligencia artificial, pero lo cierto es que con el paso del tiempo se está tratando de ir un poquito más allá.

Qué es la inteligencia cognitiva y cómo afectaría su uso en nuestros móviles

Y es que esta inteligencia artificial se basa cada vez más en la inteligencia cognitiva para mejorar la experiencia del usuario y ofrecerles mejores soluciones. La inteligencia cognitiva es el conjunto de habilidades para obtener unos conocimientos que puedan ser utilizados con diferentes fines u objetivos. Este tipo de inteligencia abarca diferentes capacidades del ser humano como la memoria, atención o el leguaje, entre otras.

Inteligencia cognitiva Huawei

Si esto nos lo llevamos al plano tecnológico, la inteligencia cognitiva podría permitir que un sistema se comporte de forma similar a un humano, basándose sobre todo en la capacidad de aprender a través del conocimiento y experiencias para posteriormente ir tomando decisiones. Podríamos decir que la inteligencia cognitiva se comporta como el aprendizaje de un niño, que a través de la información que le llega, sus experiencias y conocimientos, va aprendiendo a desarrollar diferentes capacidades.

De esta manera, en un futuro podríamos ver cómo nuestros teléfonos móviles, además de poder interactuar con nosotros a través del lenguaje, podrían saber qué estamos haciendo, nuestro estado de ánimo, saber dónde estamos, ser capaces de obedecer a todo lo que les digamos de forma rápida y efectiva, así como tener la capacidad de tomar decisiones por su propia cuenta. Todo este conocimiento estaría almacenado en la nube para evitar que nunca se pierda.

En el mundo de la informática ya se trata de aplicar esta inteligencia cognitiva a ciertos sistemas para ayudar a automatizar tareas que requieren de una toma de decisiones en función de diferentes parámetros que pueden aprenderse con la experiencia.

El procesador del Huawei Mate 20 cuenta con dos unidades de procesamiento neuronales para dotarle de mayor inteligencia

En lo que a los smartphones se refiere, el fabricante Huawei daba a conocer hace un par de meses el nuevo procesador que iba a ser el cerebro del Huawei Mate 20 y con el que pretendía revolucionar la inteligencia artificial en los teléfonos móviles. Y es que el Kirin 980 es un procesador que cuenta con doble NPU (Neural Process Unit) o Unidad de proceso neuronal. Esto implica que su inteligencia será mucho más potente y podrá aprender para gestionar cada vez mejor los recursos del Mate 20.

Además de su potencia, la inteligencia de este procesador pretende asegurar que el rendimiento del teléfono sea el mejor posible en cada caso, así como gestionar mucho mejor el ahorro energético. Eso sí, no podemos olvidar que a nivel fotográfico también ofrece muchas posibilidades y mejoras, especialmente con la activación del modo Super Macro y con la detección automática de escenas, lo que hace que se mejoren considerablemente las fotografías tomadas con la cámara del Huawei Mate 20 sin que el usuario tenga que hacer nada.

inteligencia cognitiva huawei

Por lo tanto, la inteligencia artificial estará continuamente presente en el funcionamiento del terminal para ir adaptándose a todas y cada una de las situaciones. Por lo tanto, esta tecnología añade un nivel de inteligencia al Smartphone, que como hemos dicho anteriormente, tiende a ofrecer a nuestros dispositivos unas capacidades cada vez más humanas. Sin duda, todo apunta a que, en un futuro, nuestros móviles se van a convertir en verdaderos asistentes personales, lo que hará que cada vez seamos más dependiente de ellos.

Aunque muchos piensen que este el rumbo lógico, muchos otros piensan que este comportamiento cada vez más inteligente de nuestros móviles, podrían hacer que las personas no desarrollasen tanto su inteligencia al contar en su bolsillo con un dispositivo que le puede ayudar a casi todo.