Oceans, otro operador al borde de desaparecer que se suma a una larga lista

Oceans, otro operador al borde de desaparecer que se suma a una larga lista

Claudio Valero

Es verdad que nada dura para siempre, pero tenemos proyectos cuyo fracaso ya se veía venir desde hace tiempo. En este caso, vamos a hablar de operadores de telecomunicaciones que han existido en algún momento en España y que han terminado desapareciendo por una u otra razón. Seguro que todos recuerdan el auge de los OMV con la aparición de varios de estos operadores desde cualquier ámbito. También tenemos otros que han terminado siendo comprados u otros que parecen empeñados en no abandonar la espiral de problemas que les persigue.

Los OMV de los hipermercados no son las únicas víctimas del mercado español. Hace pocos meses hemos conocido el cierre de Carrefour Móvil y Eroski Móvil el siguiente en cerrar. También hemos vivido cierres como el del operador 40 Móvil, de Simly, Manga Móvil, Airis Mobile o Blau. No todos los operadores han sabido o han podido adaptarse al mercado español.

En las próximas fechas podríamos añadir un nuevo miembro a este club de los operadores desaparecidos al hacernos eco de los problemas de Oceans. La compañía ha entrado en fase concursal dentro del procedimiento 192/2018 tras la resolución del 12/09/2018 por el que se ha acordado la intervención o suspensión de las facultades de administración y disposición del concursado para solucionar sus problemas internos.

Oceans al borde del abismo: otro operador que puede desaparecer

En estos momentos, Oceans está siendo gestionada por el Juzgado de lo Mercantil número 2 de A Coruña. La operadora confirma que dispone de un grupo inversor que planea entrar para recuperar el normal funcionamiento, pero lo cierto es que esta empresa tiene un largo y sospechoso historial a sus espaldas que no hace presagiar nada bueno.

El 30 de julio de 2015 se multiplicaron los mensajes que nos indicaban la existencia de problemas con esta operadora, siendo imposible acceder a su web. Hasta 48 horas después no dio Oceans señales de vida, anunciando compensaciones para sus algo menos de 4.000 clientes de banda ancha por aquel momento.

Sin embargo, no ha sido la única. Este pasado mes de junio conocimos que Telefónica había desconectado a Oceans de su 4G, ADSL y fibra óptica por una deuda. Ahora, bajo la red de Orange, la operadora sigue ofreciendo servicios a sus clientes. La noticia del concurso de acreedores puede suponer el golpe definitivo a esta operadora con tantos altibajos en su historia.

¿Qué os parece? ¿Será Oceans la próxima operadora en desaparecer?