5 razones para no comprar un móvil de gama media y 5 motivos para sí hacerlo

Telefonía

El concepto de gama media o media alta es algo que ha quedado muy desdibujado en los últimos años. Al final, un móvil de 200 o 300 euros te va a servir para la mayoría de cosas que uno de 1.000, pero no vas a tener la mejor tecnología ni otras funciones. Por ello, vamos a recopilar una serie de motivos para ayudarte a decidir tu compra; sobre todo si merece la pena comprarse un móvil de gama alta pensando en el largo plazo, o un móvil de gama media en el corto plazo.

Motivos para no comprar un móvil de gama media

Potencia

Tener el último procesador del mercado no es barato, pero tampoco es totalmente necesario. Los procesadores de gama media como el Snapdragon 625 pueden hacer frente a casi todas las tareas para las que podemos usar un móvil, como chatear, navegar por Internet o ver vídeos. Sin embargo, a la hora de hacer tareas que requieran músculo, como jugar, ahí se nos queda corto.

Además, los procesadores de gama alta suelen estar fabricados en procesos más eficientes, junto con el hecho de que, cuanta más potencia tenga un procesador, menos tiempo tardará en hacer una tarea y menos consumo de energía necesitará para ello. Por ejemplo, en el siguiente vídeo podemos ver cómo un móvil con Snapdragon 845 completa las mismas tareas que un Snapdragon 625 en un tercio de tiempo.

Cámara

La cámara es un factor importantísimo en un móvil, ya que con ella tomamos fotos de todo nuestro entorno en el día a día. Cuanta más caro suele ser un móvil, mejor cámara tienes. Las cámaras de los móviles de gama media suelen cumplir sin más. A plena luz del día puedan cumplir, pero en cuanto hay poca luz las de los móviles de gama alta salen a relucir gracias a diversas mejoras tecnológicas, como un tamaño de pixel más grande o apertura variable. Sin embargo, diversos terminales están apostando cada vez más por cámaras más potentes en la gama media, como el Huawei P Smart+.

huawei p smart+ camara

En la gama alta encontramos funcionalidades extra como el modo retrato, aunque cada vez más marcas están añadiendo funciones de IA a éstas en la gama media, además del modo manual para poder controlar los ajustes como queramos.

Conectividad

Los móviles de gama alta suelen llevar los últimos estándares de conectividad, tanto inalámbrica como por cable. No sólo hablamos del USB C, sino también de Bluetooth, LTE, WiFi y NFC. Algunos móviles de gama media, al llevar el módem incluido en el propio SoC, no alcanzan velocidades tan altas como los de gama alta. Con el Bluetooth ocurre lo mismo, estando el 5.0 sólo disponible en la gama alta, con las mejoras de sonido y de poder conectar dos dispositivos a la vez. Por temas de coste, algunos modelos de gama media también suelen prescindir del NFC, como hace Xiaomi.

La carga inalámbrica es otro punto en el que suelen recortar los móviles de gama media. En la gama alta ya está prácticamente estandarizada junto a las traseras de cristal, pero en la gama media, a pesar de que algunos usan cristal, no está presente por ahorrar costes.

Pantalla

La pantalla es quizá el punto que más diferencia a la gama alta de la gama media. Hoy en día es raro ver un móvil con procesador de gama alta que tenga resolución Full HD, aunque alguna marca lo hace todavía como Xiaomi o OnePlus, que son de las pocas marcas que tienen móviles con un Snapdragon 845 y esa resolución. Hacer esto ofrece como ventaja ahorro de batería, pero también disminuye la calidad de imagen.

android p samsung galaxy s9

En la gama media, la máxima resolución que solemos encontrar es Full HD, o alguna derivación con un ratio de aspecto más alto como 18:9. En la gama alta, las pantallas WQHD (1440p) suelen ser la norma, y ofrecen una densidad por píxel más que suficiente. Por ello, ningún móvil de gama alta se ha aventurado todavía a lanzar una pantalla 4K, y probablemente pase mucho tiempo hasta que lo veamos (excepto un intento por parte de Sony), ya que no son necesarias en móviles.

Además, las pantallas de los móviles de gama alta suelen tener un brillo superior y compatibilidad con HDR, como la del LG G7 ThinQ que alcanza los 1.000 nits en escenas donde hay mucho sol con el fin de poder ver correctamente la pantalla.

Resistencia al agua y durabilidad

Una característica que sólo está presente en la gama más alta es la resistencia IP al agua y al polvo. Marcas como LG, Samsung o Apple equipan sellan sus móviles para tener certificaciones IP67 o IP68, con el fin de poder sumergirlos en el agua hasta un metro o no tener miedo de que vaya a entrarles polvo.

galaxy-s8 móvil agua

Sin embargo, en la gama media la resistencia al agua y al polvo no existe (e incluso en alguno de gama alta como Xiaomi o OnePlus), por lo que este puede ser un factor decisivo a la hora de comprar un móvil de gama media. Si la necesitas, siempre puedes tirarte a móviles de generaciones anteriores de grandes fabricantes, aunque como contrapartida tendrás menos actualizaciones de software.

El uso de Gorilla Glass suele ser otra gran diferencia, ya que los móviles de gama alta suelen equipar las últimas versiones de esta protección de cristal para las pantallas. Los móviles de gama media equipan versiones más antiguas, o directamente optan por soluciones más baratas que son menos resistentes a golpes.

Motivos para sí comprar un móvil de gama media

Batería sin remilgos

Ya sea por compensar el tener un procesador menos eficiente, o porque no importa el espesor que tenga el móvil, los terminales de gama media suelen equipar mucha batería. Esto lo vemos en terminales como el Xiaomi Redmi Note 5, con sus 4.000 mAh y un precio por debajo de los 200 euros. En la gama alta algunas marcas prefieren sacrificar cientos de mAh a cambio de hacer el móvil uno o dos milímetros más fino.

xiaomi mi A2 lite

Relación calidad precio

El precio es el principal atractivo de los móviles de gama media. Es importante estudiar para qué vas a usar el móvil. Si no eres instagramer profesional ni vas a usarlo para jugar, con uno de gama media tendrás suficiente para un uso diario normal.

Renovaciones más frecuentes

Comprar un móvil Android barato te permite ahorrarte dinero, de tal manera que puedes pensar en cambiar de móvil con mayor frecuencia. Por ejemplo, en lugar de gastarte 500 en uno de ellos, puedes optar por una solución que cueste la mitad o incluso un tercio, y al año siguiente comprarte la nueva versión.

Esto suele ser una buena idea de cara a tener un móvil con una estética a la última y otras innovaciones. Por ejemplo, quien se comprase en 2014 un móvil para el largo plazo se encontraría con que dos años después hasta los de gama media equipaban lector de huellas, una mejora importante que todavía siguen incorporando muchos terminales, y que el año que viene pasará a estar dentro de la pantalla en los móviles OLED.

Siempre al día en Android

Comprar un móvil de gama media recién lanzado nos asegura tener la última (o penúltima) versión de Android, por lo que iremos teniendo más actualizaciones al día.

Jack de 3,5 mm

Algunos móviles de gama alta están dejando de usar el jack, pero se sigue incluyendo en los de gama media. Esto es un misterio, ya que los usuarios prefieren tener el conector en sus móviles a no tenerlo.

Escrito por Alberto García

Fuente > ADSLZone