Adiós halógenos: prohibida su venta desde mañana para pasar al LED

Actualidad

Adiós a los halógenos, ahora sí, de forma definitiva. El sector de la iluminación da otro paso hacia el frente con la prohibición de la bombilla halógena en la Comunidad Europea. Aunque aún se podrán vender las que queden en los almacenes, se acabó definitivamente y se da paso al LED como tecnología sustituta. Algo que en el sector de la automoción no ocurrirá, por ejemplo, como excepción.

Ya se hizo exactamente lo mismo con las bombillas incandescentes, que tuvieron su fin en el año 2012. Y hace dos años, por primera vez se ponía coto al halógeno con la prohibición de los focos halógenos. Para las bombillas, y el halógeno que afecta al hogar, se pactó un plazo de dos años máscomo moratoria-. Pero el plazo se ha cumplido y, desde el 1 de septiembre de 2018, quedan prohibidas las bombillas halógenas, que tienen al LED como sustituto. El aplazamiento, por dos años, era necesario porque la tecnología LED no estaba aún madura, y mantenía unos precios demasiado altos.

El halógeno lleva años con su fecha de ‘muerte’ fijada, pero los consumidores no lo saben ¿qué ha fallado en el apagón del halógeno?

Aunque en 2016 se produjo el primer ‘apagón’ con la prohibición de los focos, y fue cuando se estipuló el plazo de dos años, ha habido un grave fallo de comunicación. A estas alturas, una enorme cantidad de consumidores desconoce que, cuando vuelva a un comercio a por bombillas, ya no encontrará halógenos sino únicamente bombillas LED. Y desconocen las ventajas del LED, como el ahorro económico por una mayor eficiencia energética, de modo que mientras sigan en las estanterías se seguirán vendiendo. Aunque ya no habrá reposición, luego será poco el tiempo que permanezcan.

La tecnología LED permite una vida útil de las bombillas de hasta siete veces más tiempo, llegando a alcanzar los 15 años; por otro lado, permite un enorme ahorro energético. Por el momento, la industria está plenamente centrada en el LED, aunque ya están desarrollándose nuevas tecnologías basadas en nanotubos de carbono. La muerte de las bombillas halógenas llega el 1 de septiembre, y se instala el LED, pero más adelante llegará el alumbrado inteligente con focos que se adapten por persona y situación.

Escrito por Carlos González

Fuente > ADSLZone

Continúa leyendo
  • No esta prohibida su venta como lo dice el titular, porque se van a vender las existencias. Esta prohibida su fabricacion en la UE.

  • La verdad es que los fabricantes están haciendo su agosto, con este tema. Sigo viendo bombillas LED de más de 27 € y sin demostrar la misma intensidad luminosa que las incandescentes, por mucho que pongan que tienen la misma y ahorran más energía.

    Salu2

    • TheV1ruSS

      lo que me importa a mi es que me he cambiado las bombillas en toda la casa, en el trabajo(mi salon tiene ahora 27w de los 450 de antes)…aun asi la factura de luz es doble comparando con la de algunos años atras y no por el consumo en si sino por toda esa mierda añadida a ella. Los gastos fijos esos de los que no nos podemos librar.

      • Totalmente amigo. Ese es uno de los problemas.

        Salu2

      • David Rubio Lebrato

        Por cada euro que (supuestamente) podríamos ahorrar con el cambio de tecnología, las energéticas nos clavan tres más para “compensar” pérdidas. ¿O es que acaso alguien pensaba que iban a perder su estatus de Mayores Ladrones del Reino?
        En su momento pasé de las incandescentes a las fluorescentes que, con entre un 20-25% de la energía consumida por las primeras conseguían (estas sí) la misma potencia lumínica. Jamás noté ahorro alguno. Las compraba en Ikea por su gran relación calidad/precio.Pero las descatalogaron hace ya un tiempo, dejándonos a los usuarios de sus productos con el culo al aire, ya que las de otras marcas , en la mayoría de los casos, no entran en sus productos. Por no hablar de la diferencia de precils existente con otras primeras marcas (las de Ikea eran Osram, creo recordar)

        Y ahora nos vienen con que la tecnología led ya esta lo suficientemente desarrollada… y una mierda, señores. La equivalencia en potencia lumínica es una farsa. La distribución de la luz es de todo menos uniforme (las que quedan por detrás son prácticamente inútil). El gran paso que se dio respecto a la generación de calor de las incandescentes y halógenas comparándolas con las fluorescentes se ha revertido, pues las led son un infiernillo. Y del precio, para qué hablar. Si se quiera algo con una calidad aceptable nos vamos a precios desorbitados.

        Pongo un ejemplo: Bombilla led Phillips 18w (supuesta equivalencia a 120w en incandescente) entre 16.50 y 20€ según tienda, y es un pedazo balón de fútbol de grande (eso no cabe prácticamente en ningún sitio). Cuando todavía existían las fluorescentes en Ikea, pack de tres de 20w (equivalentes a 120w) 7.90€. Las tengo puestas (las tres) en el salón desde hace lo menos 6 años, y ahí siguen. Y eso me lleva a otra de las supuestas bondades de las led: la duración. No son más que estimaciones. Y demasiado infladas, en mi opinión.

        Que no, que solo engañan a los que se dejan.

        • TheV1ruSS

          la duracion de las leds son un puto engaño, un electronista lo puede confirmar. El led en si dura toda la vida que quieras pero para que funcione, necesita la placa de circuito que lleva la bombilla dentro. Y esas, en algunos casos parecen echas de carton, al estilo de las primeras experiencias de Edison, porque se queman a la de tres.

  • Pingback: Las bombillas LED ahorran electricidad, pero también son malas para la salud()