Multan con 110 millones de euros a Asus y otros por mantener precios altos de manera artificial

La semana pasada, la Unión Europea impuso a Google una multa de 4.340 millones de euros por obligar a los fabricantes a introducir algunas de sus apps por defecto en sus móviles de manera obligatoria para recibir la certificación. Sin embargo, esta no es la única investigación que tenían abierta, y ahora han publicado la resolución de una sobre fijación de precios por parte de empresas como ASUS.

Algunas empresas han impedido a tiendas bajar los precios de sus productos

En concreto, han sido Asus, Denon & Marantz, Philips y Pioneer los que han recibido multas por fijar precios e impedir que las tiendas pudieran venderlos al precio que ellos quisieran, dificultando que las tiendas pudieran hacer ofertas de los mismos. Entre los productos afectados se encuentran portátiles, equipos de sonido, o electrodomésticos.

asus portatil

Si un comercio minorista (como puede ser Amazon) decidía hacer una oferta por su cuenta, se enfrentaban a multas, sanciones o bloqueo de productos por parte de estos fabricantes. Esto es realmente peligroso, ya que la propia Amazon cuenta con algoritmos que adaptan el precio de sus productos automáticamente al que lo ofrecen tiendas competidoras.

Por ello, el efecto de fijación de los precios afectaba a todas las tiendas, limitando la competencia y generando precios más elevados. Los fabricantes cuentan con mecanismos de seguimiento que permiten detectar si alguna tienda baja el precio de sus productos e intervenir su fuera necesario.

Asus, Philips, Pioneer y Denon & Marantz, multadas con 111 millones de euros

Asus es la compañía que ha recibido la mayor multa, con un total de 63,5 millones de euros. Esta empresa, cuya cuota de mercado no para de caer y cuyos portátiles son los que más averías tienen, monitorizó el precio de componentes de hardware, monitores y portátiles. Asus pedía a los fabricantes que bajaban precios por debajo de los que ellos recomendaban que los subieran. Esta práctica se llevó a cabo en Alemania y Francia entre 2011 y 2014.

Philips ha recibido la segunda mayor multa con 29,83 millones de euros. La compañía fijo precios entre 2011 y 2013 en Francia en electrodomésticos, cafeteras, aspiradores, home cinema, reproductores multimedia, cepillos eléctricos, secadores y maquinillas.

En tercer lugar, tenemos a Pioneer, con una multa de 10,17 millones de euros, por haber fijado precios entre 2011 y 2013 en 12 países europeos, entre los que se encuentra España. Los productos afectados fueron home cinema, altavoces para iPod, altavoces 5.1 y minicadenas: todos relacionados con el sonido.

Por último, Denon & Marantz ha recibido una multa de 7,72 millones de euros. Entre los productos afectados tenemos auriculares y amplificadores de la compañía, donde estuvieron fijando precios entre 2011 y 2015.

La sanción total asciende a 111 millones de euros, después de que la UE haya reducido la multa en un 40% a las empresas por cooperación (un 50% en el caso de Pioneer), ya que han provisto evidencias y arrepentimiento, prometiendo acatar las reglas de que impone la UE para fomentar la libre competencia.