La letra pequeña de la nueva política de privacidad de Facebook

Software

Facebook ha anunciado hace unas horas un nuevo cambio en su Política de datos y en sus Condiciones del servicio, las cuales buscan apaciguar un poco todo el caos que se ha generado tras la polémica de Cambridge Analytica, y la gran cantidad de datos que se recopila de nuestra actividad en la red social. Además, ayer la compañía reconoció que los datos públicos de al menos 2.200 millones de usuarios han podido ser utilizados por terceros. Vamos a analizarlos en detalle.

Para empezar, Facebook ha reconocido que tiene que exponer las cosas más claras a los usuarios. No van a pedir nuevos permisos para usar tus datos en estos cambios, ni tampoco van a cambiar ninguna de las opciones de privacidad que ya tenían puestas. Entre lo que encontramos están las siguientes categorías.

Información de nuestros dispositivos

Hasta ahora Facebook permitía descargar toda la información que tenían de nosotros, pero muchos usuarios le pedían conocer también lo que sabían sobre nuestros dispositivos. Por ello, también se ha añadido más información sobre lo que recopilan si sincronizamos los contactos, incluyen el historial de llamadas de y los SMS.

Nuevas herramientas

Algunas partes han sido adaptadas para captar más detalles e información de funciones que han añadido en los últimos tres años, tiempo en el cual no han actualizado la Política de Datos. Entre ellos encontramos el Marketplace, los crowdfunding, los vídeos en directo y los vídeos en 360 grados.

Cambios en la manera en la que compartir información con terceros

Aunque bien es cierto que Facebook recopila toda la información que pueden sobre nosotros, la compañía no vende nunca esa información a terceros. Lo de Cambridge Analytica fue una función que permitía a aplicaciones de terceros obtener información si el usuario consentía dársela, así como cualquier empresa puede cotejar nuestros datos públicos de Facebook con datos que puedan obtener de otras fuentes.

Por ello, ahora el acceso de nuestra información a terceros es mucho más restrictivo, y esto es lo que está generando que aplicaciones como Tinder no funcionen si accedemos a ella a través de nuestra cuenta de Facebook.

Anuncios

El usuario ahora tiene el control sobre los anuncios que ve. Además, Facebook afirma que no comparten información de sus usuarios con los anunciantes.

Una única compañía, para bien y para mal

Facebook agrupa otras aplicaciones y servicios como WhatsApp, Instagram, Oculus y Messenger. Por ello, la compañía afirma que quiere trabajar para integrar todos sus servicios bajo las mismas condiciones. De hecho, Messenger e Instagram ya operan bajo la misma política de datos que Facebook al operar bajo los mismos servidores, y próximamente WhatsApp entrará aquí.

Comportamiento nocivo

Para evitar el contenido nocivo en redes, la compañía afirma que analizará el contenido que se comparte en la red para evitar que éste se propague.

Información que nosotros le proporcionamos a Facebook

Las fotos que subimos o cosas sobre nuestro perfil

Facebook recopila todo lo que subimos y compartimos, como la fecha y ubicación en la que hemos hecho una foto, o la cámara usada. También recogen nuestras opiniones religiosas o políticas si las ponemos en nuestro perfil.

Grupos, páginas y conexiones

También está recogida la información de las personas, cuentas, páginas y grupos que seguimos o de los que somos miembros, así como los hashtags que ponemos en las publicaciones. Además de esto, cotejan con nuestra lista de contactos, llamadas y SMS si nos comunicamos con frecuencia con otras personas para darle más prioridad a sus publicaciones o para las sugerencias de amistad si no los tenemos agregados.

Por si fuera poco, Facebook también recoge publicaciones de otras personas que incluyan información sobre nosotros, como fotos etiquetadas o publicaciones donde se nos mencione.

Lo que hacemos en Facebook

Los vídeos que vemos, los me gusta, los enlaces compartidos, la hora, la frecuencia, la duración de la visita, o cómo usamos la cámara; todo lo que hacemos en Facebook deja huella y Facebook lo utiliza para recomendarnos contenido.

Información sobre transacciones

Si usamos Facebook para comprar, quedan guardados datos sobre las compras, como la información de pago, el número de tarjeta, así como direcciones de facturación y envío.

Información de nuestro móvil

Cuando instalamos Facebook, le estamos dando una grandísima cantidad de permisos. A no ser que le quites lo más importantes, y seas root para quitarle otros con más precisión, Facebook recopila información sobre el ordenador, móvil, televisión, tablet y básicamente cualquier dispositivo desde el que usemos la red social. Con esto, afirman que mejoran los anuncios que nos mandan para adaptarlos a cada dispositivo, así como la respuesta que efectuamos a cada anuncio en cada dispositivo.

Entre los datos que guardan de los dispositivos tenemos:

  • Características técnicas de hardware y software, espacio disponible, navegador usado y aplicaciones instaladas.
  • Movimiento del ratón en PC, o el tiempo que tenemos la app en primer plano en móviles.
  • Identificadores para saber qué cuenta se usa y si se usa más de una en el mismo dispositivo.
  • Cobertura y señales Bluetooth, WiFi, GPS y torres de telefonía cercanas para poder ubicarnos con absoluta precisión.
  • Nombre de nuestro operador móvil o fijo, idioma, zona horaria, móvil, dirección IP, velocidad de conexión, e información sobre dispositivos cercanos, así como cookies.

Información en poder de terceros

Socios de Facebook pueden enviarle información sobre cómo usamos sus servicios si tienen alguna implementación con Facebook o simplemente un acuerdo con la compañía, y pueden recopilar webs que visitamos, compras que hacemos, anuncios que vemos, y la forma en la que usamos cada servicio. También conocen datos como nuestra ubicación recopilada de manera anónima para saber en qué país se encuentra cada target.

¿Cómo usa Facebook esta información?

Básicamente, la usan para proporcionar sugerencias de eventos, anuncios, aplicaciones para descargar, o priorizar publicaciones. Por ejemplo, pueden aconsejarte que te unas a un grupo de Facebook que tiene gente que sigues en Instagram, o con los que hablas en Messenger (y próximamente WhatsApp). También pueden ayudarte a rellenar datos automáticamente si te registras en un servicio de la compañía (por ejemplo, que te añada el número de teléfono automáticamente).

Los anunciantes reciben información sobre qué tipos de personas ven cada anuncio, así como estadísticas de interacción con publicaciones, anuncios, páginas, vídeos y contenido entre todos los productos de Facebook. Facebook recopila todos estos datos anónimamente, a no ser que le demos permiso expreso para que nos identifique.

facebook anuncios

Un anunciante suele recibir, en consecuencia, la información en plan “Un hombre de entre 25 y 34 años, residente en Barcelona, y a quien le interesa la música rock, ha visto su anuncio”.

Por último, Facebook parece haber aprendido del error. Aunque seguirá facilitando información de sus usuarios a investigadores y académicos, serán ellos mismos quienes lo certifiquen, y no hasta ahora que cualquier usuario podía darles sus datos a terceros.

Podéis consultar vosotros mismos en los siguientes enlaces la nueva Política de datos y las nuevas Condiciones del servicio.

Escrito por Alberto García

Fuente > ADSLZone