Un nuevo sistema extrae litio para baterías y agua potable del mar

Ciencia

Se espera que el consumo de electricidad se duplique de aquí al año 2050. Gran parte de esta demanda vendrá a través de dispositivos que harán uso de baterías, como es el caso de los coches eléctricos o cada vez más móviles. Por ello, asegurarse una fuente importante de litio, así como investigar nuevos tipos de baterías, será imprescindible. De ahí que sacar litio del agua del mar sea un gran paso en esta dirección.

Obtener litio y agua potable con agua del mar: posible gracias a una membrana

Esto es lo que han descubierto un grupo de científicos de Estados Unidos y Australia a través de una técnica de desalinización con una estructura de metales orgánicos con forma de esponja. Los materiales usados cuentan con poros nanométricos que atrapan los iones de litio en el proceso de purificación de agua marina. Además, en este proceso también se obtiene agua potable, en un proceso totalmente ecológico.

RS6880_BTC5_3_closeup-scr

Esta malla, llamada Metal-Organic Framework (MOF), cuenta con una densidad desconocida hasta ahora. Un gramo podría ocupar un campo de fútbol entero si se extendiera. Esta gran densidad es ideal para filtrar tanto el propio líquido como materiales del mar. El agua del mar contiene una gran variedad de minerales, y la única manera de filtrarla es haciendo uso de técnicas como ósmosis inversa, que pasa el agua por membranas de unas pocas micras que sólo pueden atravesar moléculas de H2O. El resto de moléculas son demasiado grandes para pasar y se quedan fuera.

No requiere presión, y es ecológico

Este método es poco eficientes y más dañino con el medio ambiente, ya que requiere usar una gran cantidad de presión con un elevado consumo energético. Sin embargo, con la nueva membrana no es necesario pasar el agua a presión. Para obtener litio actualmente es necesario utilizar químicos altamente contaminantes, por lo que también se ahorraría bastante en su proceso de extracción.

También puede usarse para filtrar y recuperar elementos de agua contaminada en sitios como extracciones petrolíferas mediante fracking. En las extracciones de gas de esquisto el agua obtenida es muy rica en litio, por lo que este sistema permitiría aislarla con un coste muy bajo y hacer más eficientes algunas extracciones.

La técnica todavía se encuentra en fase de experimentación para mejorar su efectividad, pero ya se ha demostrado que funciona. Gracias a ello, podemos imaginar un futuro en el que sea sencillo obtener agua potable del mar, además de tener una fuente prácticamente inagotable de litio para crear baterías.

Escrito por Alberto García

Fuente > Engadget