Algunos están pagando precios irrisorios por Netflix, Spotify, HBO o Xbox Live, entre otras

El acceso a contenidos de pago en la actualidad de manera legal, para algunos puede ser un gasto importante, para otros puede resultar algo bastante asequible, sin embargo hay algunos usuarios que están pagando precios casi simbólicos por acceder a muchos de estos servicios on-line.

Esto es gracias a las llamadas “plataformas generadoras de cuentas”, donde el acceso a Netflix, Spotify, Amazon Prime, HBO, Xbox Live, EA Origin, entre otros muchos servicios, cuesta una nimiedad al mes, o al año. Como sabréis, obtener acceso gratuito a material protegido por derechos de autor hoy día no es una tarea muy difícil, hablamos de películas, series de televisión, música, juegos o libros electrónicos, ya sea usando ficheros torrent, vía streaming, o por servicios de descarga directa.

Sin embargo en lo últimos tiempos han venido apareciendo diversas plataformas legales streaming que en parte han logrado que el crecimiento de la piratería se haya ralentizado, todo gracias a sitios como Netflix, Spotify, HBO, etc. Si bien la mayoría de los servicios tienen un coste razonable, tener una suscripción a todos ellos supondría un enorme desembolso. Pero hay una manera de acceder a todos ellos por una cantidad muy pequeña.

Se han descrito como «generadores de cuentas», y son plataformas que otorgan a los miembros un acceso a docenas de servicios premium sin tener que pagar ni mucho menos el precio original. Muchos de estos en principio dan acceso a una suscripción de Netflix como base, y luego el resto de servicios se van agregando. Como podemos ver en la captura adjunta a estas líneas, vemos que estos sitios ofrecen unos costes de suscripción muy inferiores a los oficiales, además ofreciendo una amplia gama de servicios, tanto de vídeo, música, juegos, o eventos deportivos.

Netflix

Algunos usuarios apenas pagan por acceder a plataformas streaming legales

Eso sí, de la forma en que estos servicios acceden a todas estas cuentas no se sabe demasiado, aunque lo cierto es que la legalidad de todo ello es bastante cuestionable. En principio hablan de cuentas «compartidas» de Netflix, por ejemplo, aunque muchos piensan que son cuentas de usuarios reales que ya están siendo pagadas por alguien y a las que estas plataformas tienen acceso de algún modo.

Es más, algunos de estos sitios «advierten» que es mejor no tocar las contraseñas de cuenta o detalles de pago, ya que eso podría alertar al usuario original o causar que la cuenta se cierre.

Pero claro, mientras que estas “plataformas generadoras de cuentas” son muy populares en diversas regiones, también es verdad que puede resultar un tanto inquietante ver la cuenta privada de alguien en Netflix, con sus credenciales, correo electrónico, o detalles de la tarjeta de crédito, aunque lo más raro es cómo las plataformas legítimas aún no se han percatado de este tipo de movimientos, podríamos decir que inmorales.

 

Fuente > TF