Orange anuncia la disolución de su filial en Cataluña el día de la proclamación de la independencia

Orange ha anunciado hoy que ha decidido disolver su filial de Orange Cataluña (OCAT) el mismo día en el que se ha proclamado la independencia unilateral de Cataluña. La disolución se llevará a cabo el próximo 31 de diciembre dentro de una reorganización a nivel interno que la compañía lleva planeando a nivel estatal desde hace unos meses.

Orange anuncia la disolución de su filial en Cataluña

Aun así, sorprende que este anuncio se haga justo unas horas después de que Cataluña haya declarado la independencia, y un contexto donde ya se han ido más de 1.500 empresas de Cataluña para establecer su sede en ciudades como Madrid, Zaragoza o Valencia.

Desde la compañía afirman que este movimiento tiene como objetivo simplificar la actividad del grupo, asegurando que este movimiento no tendrá ningún efecto en la actividad que la compañía tiene en la comunidad autónoma, donde tiene un 30% de cuota de mercado, y que representa en torno al 19% de la actividad de todo el grupo de Orange España.

orange cataluña

El sindicato de UGT del operador ha sido quien ha anunciado este viernes el cambio después de reunirse con la dirección. Todos los trabajadores pasarán ahora a integrarse en Orange España, y se ha informado también de que no va a haber ningún despido a raíz de este movimiento. Recordamos que la compañía anunció en su presentación de resultados que darían como bonus 1.000 euros en acciones a todos los trabajadores.

Los trabajadores pasarán a integrarse en Orange España, y no se despedirá a nadie

En total, son 78 trabajadores los que pasarán a formar parte de Orange España el 1 de diciembre, pasando a ser disuelta la sociedad el próximo 31 de diciembre. Así, los trabajadores también mantendrán sus condiciones laborales, beneficios por antigüedad, y el mismo puesto de trabajo que tenían hasta ahora.

El consejero delegado de Orange España, Laurent Paillassot ha afirmado que “la filial está totalmente integrada en la compañía y que su actividad es cada vez menor”. Esta filial, tal y como afirmó la compañía en la rueda de prensa de ayer donde presentaron sus resultados trimestrales, no recoge toda la actividad del operador en Cataluña, sino que se limita a una parte relacionada con el negocio fijo de la antigua Al-Pi.

En concreto, en los primeros 9 meses de este año la cifra facturada por esta filial era de 14 millones de euros, una cifra muy baja si tenemos en cuenta que la matriz facturó 3.999 millones de euros en el mismo periodo.