¿Hay alguna plataforma de streaming que no sea rentable?

Escrito por Alberto García
Software

Las plataformas de streaming han proliferado en los últimos años gracias a un contenido variado y unos precios asequibles. Este tipo de plataformas eran algo que los usuarios llevaban demandando desde hace décadas, ya que la falta de alternativas legales casi les obligaba a piratear para disfrutar del contenido.

Las plataformas de streaming de pago, la mejor opción contra la piratería

Ya lo dijo Kim Dotcom hace unos años: “si lo que quieres es acabar con la piratería, tienes que ofrecer el mismo contenido en todos los países, con estrenos simultáneos, rápidos, con alta calidad, y por un precio asequible”. Dicho y hecho, plataformas como Netflix, Amazon Prime Video o HBO han apostado por esas premisas, y les está funcionando muy bien.

netflix-hbo-amazon

Tanto es así, que no paran de crecer en número de usuarios, a la vez que está bajando la piratería. La última temporada de Juego de Tronos fue menos pirateada que la anterior, y eso habla muy bien de HBO, que estrenó su plataforma de streaming en España a tiempo para el estreno de la séptima temporada de Juego de Tronos. En ella también se pueden disfrutar de su amplia variedad de series de manera rápida y sencilla.

Las 3 grandes empresas con plataformas de streaming son rentables, a corto o largo plazo

El precio mensual de HBO España es de 7,99 euros, mientras que Netflix cuenta con varios paquetes entre 7,99 y 11,99 euros, los cuales pueden ahorrarnos bastante dinero si los compartimos con otras personas. En el caso de Amazon Prime Video, el gigante online va un paso más allá y “regala” en nuestro país la suscripción a la plataforma de streaming si pagamos los 20 euros anuales que cuesta Amazon Prime, con envío gratuito en 24 horas (o menos horas incluso en algunas ciudades.)

En el segundo trimestre de 2017, los beneficios de Netflix fueron de 66 millones de dólares. Con respecto a HBO, Time Warner agrupa todo el beneficio (tanto la parte de TV por de pago como streaming) en el mismo paquete, con unos beneficios de 531 millones de dólares. En cuanto a Amazon Prime Video, la compañía no especifica resultados específicos de esta plataforma, pero se sitúan en negativo debido a que Amazon está invirtiendo fuertemente en nutrir su plataforma de contenido. Amazon, en conjunto, reportó unos ingresos de 628 millones de dólares en el segundo trimestre, con pérdidas en el segmento internacional (-724 millones), cubiertas por los beneficios de América del Norte (436 millones de dólares) y los de Amazon Web Services (916 millones de dólares)

Por tanto, no es que no sea rentable, sino que hay que mirarlo como una inversión a largo plazo, teniendo en cuenta que es un negocio que no para de ganar usuarios. Amazon se lo puede permitir, ya que su sección de Amazon Web Services (AWS) le genera tantos beneficios que puede diversificar sus inversiones gracias al número incipiente de suscriptores. Netflix ya tiene 104 millones de usuarios; HBO (contando suscriptores de cable y streaming) se sitúa en torno a los 134 millones, y Amazon Prime Video ya tiene 40 millones en todo el mundo.

netflix-hbo

Esta rentabilidad es el motivo, y no otro, de que de cara a los próximos años vayamos a ver la creación de nuevas plataformas de streaming. Esto a su vez también genera un problema de fragmentación que puede fomentar la piratería, como ya tratamos hace un mes. Disney va a crear su propia plataforma de streaming, lo cual hará que todas sus películas y series, junto con lasde Marvel, así como de Star Wars, sólo vayan a estar disponibles en su plataforma a partir de 2019. Y no será la última plataforma que veremos crearse. Es un negocio muy rentable que ofrece muchas ventajas a los usuarios. Si el contenido y el precio acompañan, una plataforma de streaming va a tener éxito seguro.

A Filmin, Rakuten.tv y Spotify no le van tan bien las cosas

Junto con los gigantes del streaming online tenemos también otras plataformas como Filmin (dedicada al cine independiente) o Rakuten TV (conocida anteriormente como Wuaki). Filmin sigue todavía en números rojos con 300.000 euros de pérdidas, debido a lo limitado de su contenido y las inversiones que están realizando en adquirir derechos de emisión de series y películas. De cara a los próximos años esperan aumentar hacia números positivos aprovechando el tirón general de los servicios de streaming.

En el caso de Rakuten TV, la compañía tuvo unas pérdidas de 19,48 millones de euros en el último año, debido probablemente a la forma en la que gestiona las novedades con dos opciones: Rakuten Selection, accesible con suscripción mensual y con títulos relativamente antiguos disponibles. Por otro lado, tenemos Taquilla, donde cada película se paga de manera individual, sin necesidad de estar suscritos al servicio.

Utilizando Spotify

Por último, y aunque no sea una plataforma de streaming de vídeo, tenemos a Spotify. Su caso recuerda mucho al de Twitter: es una empresa que cuenta con muchos usuarios activos y una alta popularidad, pero la rentabilidad es algo que se les antoja muy lejano. En el segundo trimestre de este año, la compañía reportó unas pérdidas de 412,3 millones de dólares. Su modelo, basado en los ingresos por anuncios y el pago de suscripciones por parte de los usuarios, sigue siendo escaso para contrarrestar el coste de las licencias y mantenimiento de su infraestructura.

Fuente > ADSLZone

Continúa leyendo
  • Realmente son plataformas parche, pero no en si por ellas mismas sino porque respecto a lo que deberían ser son meros parches, porque se siguen basando en los arcaicos principios de la propiedad intelectual comercial de las Rondas de Uruguay de 1986 en el llamado Acuerdo Internacional de Comercio (WTA o World Trade Agreement). Es por si se quiere ver fácil y con un ejemplo muy sencillo, como el equivalente a un disco duro mecánico híbrido con una parte SSD. A largo plazo estas antiguas tecnologías, perjudicarán a las nuevas. Y no en vano un disco duro híbrido tiene los mismos problemas mecánicos que uno no híbrido, porque por ejemplo los cabezales van a estropearse.

    Por ende tu no puedes hacer un modelo de negocio rentable, basándose en digamos, la antigua cadena comercial porque esa cadena comercial genera unos gastos superiores a los ingresos o casi. Y eso hace que los beneficios sean muy reducidos, relativamente hablando.

    Para mí mantener dicha cadena comercial es hacer que muchos servicios de streaming sucumban o bien se mantengan aumentando sus precios bastante. En cualquier caso los derechos de los contenidos, son tremendamente subjetivos. Y esto sin añadir a la enorme “burbuja” de series que está habiendo.

    Por último especialmente Spotify está peor de lo que muchos creen, el tema de los derechos de autor no les sale a cuenta. Y como parte del accionatario de Spotify son las “majors” discográficas cada vez presionan más, para reducir las opciones para los usuarios gratuitos. Porque por mucho que nos quieran vender la moto, las discográficas son negocios y les importa un pimiento la música o que la gente pueda escucharla sino ganar el máximo dinero posible como sea.

    Salu2